Archive for the ‘Opera’ category

Tosca

junio 27, 2009

Voy a hacer un post contandoos una ópera. Entera. Si no tienes un buen rato para leer el post (al menos media hora), déjalo para luego. O no lo leas, si no te interesa el tema. Pero para explicar esta historia, hace falta un rato. Esta fue la primera ópera que escuché yo, y creo que es una buena opción para meterse en el mundillo de la ópera, que si no, es dificil de abordar.

Tosca es una ópera de Puccini, estrenada en 1900, aunque la historia está situada en 1800. Es, como casi todas las óperas de esta época, un dramón. He ido intercalando videos para ilustrar las escenas más interesantes. Los videos son cada uno de su padre y de su madre, espero que sepais reconocer a los personajes en cada video. Hay incluso uno de los videos que es de un concierto, no una representación, pero era demasiado bueno para no ponerlo.

Para los que les haya gustado el post cuando acaben, aqui hay un torrent de una versión decente, en video, que es como hay que ver estas cosas, escuchar sólo el audio pierde mucho.

Espero que os guste, vamos al lio:

Primer acto:

Como decía, la ópera ocurre en 1800, en Roma. Tenemos a un preso político (Angelotti) que ha escapado del Castillo Sant’Angelo, y se esconde en una iglesia. Acto seguido llegan el sacristán y un pintor, Mario Cavaradossi, que está pintando un cuadro de Maria Magdalena, inspirado en una mujer que suele ir a rezar a la iglesia, la marquesa Attavanti. Pero está enamorado de Floria Tosca, una joven cantante, que es celosa como la que más. Se está jugando el pescuezo, sabiendo como las gasta Tosca, pintar la cara de otra. Total, que está Cavaradossi pintando y cantando sobre como la mujer del cuadro es muy bella, pero diciendo que él a quien ama es a Tosca:

“Tu tienes los ojos azules, Tosca los tiene negros”, “Tosca, mi único pensamiento eres tú”

Y entonces oye un ruido, es Angelotti, que está escondido. Angelotti era un viejo amigo de Cavaradossi, pero casi no le reconoce, la carcel le ha cambiado mucho. Y por allí aparece Tosca. Cavaradossi le da a Angelotti su comida y le dice que se esconda, mientras él se deshace de Tosca, que no la quiere meter en el ajo, porque sabe que ella se lo dice todo a su confesor. Tosca ve el cuadro y reconoce a la Attavanti, y se la llevan los demonios. Y Mario tiene que decirle que no tiene nada con ella, y cuanto quiere a Tosca, y lo guapa que es. Ella dice que sí, que muy bien, pero que le ponga los ojos negros a la mujer del cuadro. Que jodía.

“Que ojos en el mundo pueden comparase a tus ojos negros, suaves en el amor, fieros en la ira”

Con un poco más de charla cariñosa, Tosca se acaba yendo. Entonces sale Angelotti, que dice que su hermana, la Attavanti, sí, la del cuadro, le ha dejado escondidas unas ropas de mujer en una capilla, para que pueda disfrazarse y huir sin ser detectado. Claro, la Attavanti no venia a rezar, venía a preparle el terreno a su hermano. Cavaradossi quiere ayudar a Angelotti, aunque le cueste la vida, y le manda a esconderse a su casa, y le dice que hay un escondite en el pozo del jardín donde es imposible que le encuentren. Allá se marcha Angelotti, cuando PUN!, el cañon del castillo! se han dado cuenta de la huida! Se van los dos juntos, por si hay que luchar.

Llega el sacristán, con un montón de niños, anunciando que Napoleón ha sido vencido, y se va a celebrar un concierto, en el que cantará Tosca. Que alegría! Pero tiene que venir el hijo de puta más hijo de puta del mundo. Scarpia, un barón que esta a cargo de la policía. Está buscando a Angelotti. Hace que sus esbirros registren la iglesia. Y encuentran un abanico con el blasón de la Marquesa Attavanti. Y el cuadro con su jeta! Eso hace que Cavaradossi sea un sospechoso de inmediato. Y llega Tosca, para decirle a Mario que esta noche tiene que cantar. Pero él se había ido, y el que está allí es Scarpia, dispuesto a malmeter todo lo que pueda. Le dice que ha encontrado el abanico de la Attavanti, que fijo que es que su amante, Cavaradossi está liado con ella, seguro. Tosca, cegada por los celos, se lo cree todo. Se marcha a ver a Mario, destrozada por sus pensamientos de que la está engañando. Scarpia manda a tres de sus esbirros a seguirla. Y Scarpia canta su victoria, ha “echado a volar el halcón de sus celos”. Y en cuanto pueda, se la va a beneficiar. Que hijo de puta. En serio. Que cabrón.

“Tosca, haces que me olvide de Dios”. Toma frase.

Segundo acto:

Estamos en el Palacio Farnese, en la base de operaciones de Scarpia. Ahí está, escribiendo una nota para quedar con Tosca después del ensayo. Está convencido de que la tiene en el bolsillo. Llegan los esbirros de Scarpia, han apresado a Cavaradossi, pero Angelotti ha logrado escapar. Se oye a Tosca ensayando de fondo. Por más que Scarpia interroga a Cavaradossi, el dice que no sabe donde está Angelotti. Llega Tosca del ensayo, y Scarpia manda a Cavaradossi con sus esbirros, a que testifique delante del juez. Cavaradossi le dice a Tosca que no diga nada de nada, y se le llevan. Tosca se queda con Scarpia, que le dice que diga lo que sabe. A Cavaradossi, en realidad se le han llevado a la sala de torturas, y Tosca le oye gritar. Scarpia le dice que no parará hasta que no le diga donde está Angelotti. Finalmente, ella no puede soportarlo, y dice que Angelotti está en el pozo del jardín. Traen a Cavaradossi, que cuando se entera que Tosca le ha dicho a Scarpia donde está Angelotti, se coje un buen cabreo, ella le ha traicionado. Pero llega uno de los esbirros de Scarpia, con noticias, resulta que ha sido Napoleon el que ha vencido, lo cual a Cavaradossi le hace muy feliz, están dando pa’l pelo al ejercito de Scarpia. Victoria!

“Los tiranos caen!” “Scarpia, asesino!”

Y se lo llevan, a Scarpia no le gusta perder. Se quedan Scarpia y Tosca, y él trata de seducirla. Vas listo, hijo de puta. Tosca le pregunta que cual es el precio para que libere a Mario. Scarpia dice que no se vende por dinero. La parte clave es “por dinero”. Por otras cosas sí se vende. Por ejemplo, se vende a cambio de que Tosca sea suya. Tosca dice que jamás de los jamases. Cuando Scarpia está a punto de forzarla, suenan tambores, que acompañan a los condenados a muerte en su último desfile. A Cavaradossi le queda una hora de vida. Tosca se lamenta. Siempre ha sido una mujer pia y devota, por qué le hace esto su Dios? Pero llegan noticias, Angelotti se ha suicidado cuando han llegado para apresarle. Scarpia da ordenes de que le cuelguen de la horca aunque sea muerto. Hijo de puta. Tosca dice que acepta, que no quiere que Mario muera, hará lo que le pidan, pero quiere un salvoconducto para huir de Roma. Scarpia le dice a su esbirro que organice un fusilamiento falso, que parezca que le disparan, pero de mentira. Como han hecho otras veces, como hicieron con un tal Palmieri. Y le prepara a Tosca el salvoconducto. Y cuando Scarpia va a tomar a Tosca, ella…

…le apuñala. Muere, maldito!

Tercer acto:

La prisión. El carcelero le dice a Cavaradossi que le queda una hora de vida. Él le ofrece un anillo, lo único que tiene, si el carcelero se encarga de darle a Tosca una carta con su último adios. Y canta su adios a la vida, recordando sus momentos con Tosca.

“Y nunca he amado tanto la vida.”

Llega Tosca a la carcel, para explicarle a Cavaradossi que ha conseguido un salvoconducto, que su ejecución va a ser de mentira, y que ha matado a Scarpia. Él la consuela, porque ella está muy afectada por haber matado a un hombre. Un hijo de puta, pero una persona al fin y al cabo. Ella le explica que él tiene que hacer que se muere cuando le disparen, y que luego huirán. Están los dos muy contentos, por fin van a poder vivir su amor, libres. Llega la hora. El pelotón de fusilamiento se prepara. Disparan. Qué bien lo hace Mario, es un gran actor. Ya se va el pelotón de fusilamiento. Y cuando Tosca se acerca… Mario está muerto. Scarpia iba a matarlo de cualquier modo, no iba a cumplir con su parte del trato. Llegan los esbirros de Scarpia, que ya han encontrado a su jefe, muerto. “Tosca, pagarás muy cara su vida!” “Con la mia!”, dice Tosca, y salta desde lo alto del castillo.

FIN

Anuncios