Archive for the ‘Musica’ category

West Side Story

abril 27, 2010

Anoche, tenía un rato de plancha y decidí entretenerlo con alguna peli, y me puse West Side Story, que la bajé hace mes y pico, en unos dias en los que me dio la vena musical. A mitad de la peli ya le dieron por culo a la plancha, estaba la cosa demasiado entretenida como para no prestarle toda mi atención. Y disfruté un montón de la peli, a pesar de que ya la había visto mil veces cuando era un chaval. Así que voy a charlar un poco del tema.

West Side Story es un musical de Broadway de 1957 que se hizo película tras su éxito (cuatro años despues). Luego la peli se llevó diez Oscars, que no está nada mal. La historia que cuenta la conocemos todos ya. Es la historia del amor imposible, de Romeo y Julieta, el amor entre dos personas pertenecientes a grupos enfrentados. Esta historia, que puede tener tantos y tantos escenarios, en este caso es en Nueva York, en particular, en el West Side. Portorriqueños y Americanos (Sharks y Jets son los nombres de las bandas) son los dos grupos, y María y Tony son los amantes.

Las dos bandas son las tipicas gangs americanas, grupos de chavales que se juntan para vaguear y que se enfrentan porque no tienen nada mejor que hacer. Vemos en la peli como son niños, gallitos, que quieren demostrar que son los más malotes y los más machotes, pero en cuanto hay un problema de verdad, se cagan de miedo y no saben qué hacer. Vemos retratada la naturaleza humana, que les complica las vidas a los protagonistas innecesariamente, que crea problemas donde no tiene por qué haberlos. Que hace montañas de granos de arena, y luego se asusta cuando ve una montaña de verdad.

Lo que más me gusta de la peli es cómo expresa las situaciones con la música y el baile. Todos sabemos que cuando los Jets se pasean por las calles no van cantando y bailando, que cuando se pelean no hacen grand jetés, pero el baile y la música son capaces de expresar mucho mejor la frustración de estos chicos que verles dandose bofetadas de verdad. Y obviamente, la música es mucho mejor para expresar el amor de los protagonistas.

Os dejo, sin más, con dos escenas. La primera es el momento cumbre del amor de Tony y María. Están jugando en el taller de arreglos de ropa de la familia de María, y hacen como si fuera una boda. Para mi, este es uno de los momentos más románticos de la historia del cine. Pero romántico pequeño, no en plan grandioso, son dos chavales jugando a los disfraces. Eso sí, a mi me deja derretido, como si fuera una quinceañera sensiblona.

La segunda es la Jet Song, en la que los Jets (la banda de americanos) cuentan lo magnífica que es su banda, y cómo tus compañeros son como tu familia, y son para toda la vida. Son chavales haciendose los duritos. Me encanta:

Si teneís dos horas y media muertas, recomiendo el visionado de este peliculón completo, sobre todo para amantes de la música de Bernstein y enamorados de todas las edades.

ASLSP

julio 28, 2009

Leyendo esta entrada del siempre apasionante Pons Asinorum, me ha venido a la cabeza algo que creo que no os he contado, pero que es interesante.

El título del post es el título de una composición musical de John Cage, un loco que componía musica experimental, pero experimental de verdad, de la que tiene gracia como experimento, porque a duras penas se puede considerar música. Como ejemplo, su obra más famosa es 4’33”, una obra para cualquier instrumento o combinación de instrumentos, de tres movimientos, el primero de 30 segundos, el segundo de dos minutos y 23 segundos, y el tercero de un minuto y 40 segundos. La partitura de la obra es una sencilla indicación, que pide al intérprete que no toque su instrumento. La obra se compone por lo tanto de cuatro minutos y 33 segundos de uno o varios músicos no tocando su instrumento. Puede parecer una broma, pero hay gente a la que esto le parece arte muy elevado.

Pero no es de esta obra de la que quería hablar. La obra de la que quería hablar es ASLSP, que significa “As SLow aS Possible”, todo lo lento que se pueda. Es una obra inicialmente escrita para piano, de unas ocho páginas, que lleva la indicación de tempo en el título: se debe tocar lo más lento que se pueda. Así, una interpretación para piano dura entre 20 y 70 minutos, dependiendo de la santa paciencia del intérprete. La obra fue escrita en 1985, y en 1987 el amigo Cage escribió una versión para órgano, que es exactamente igual que la de piano. Una tal Diane Luchese ostenta el récord de mayor paciencia tocando esta obra con 14 horas y 56 minutos, hazaña lograda a principios de este mismo año.

Lo que pasa es que un grupo de gente con un sentido del humor un poco torcido, o con unos tornillos de menos en la cabeza, tuvieron la feliz idea de tocar la pieza verdaderamente lo más despacio que pudieran. Se fueron a un pueblito en Alemania, Halberstadt, y tomaron una decisión sobre cuanto de lento se podía tocar la pieza. Como el órgano de la iglesia de Halberstadt fue construido en 1361, decidieron que una cosa razonable era que el “concierto” durase otro tanto, es decir, tanto como lo que había vivido el órgano en cuestión. Esto es 639 años (esto lo hicieron en el 2000). Así que con las mismas, se pusieron al trabajo, y el 5 de Septiembre de 2001, comenzó el concierto, que durará hasta el 5 de Septiembre de 2640. Para que os hagais una idea de lo lento que va el tema, el último cambio de nota fue el Febrero pasado, y no hay otra nota nueva hasta el 5 de Julio de 2010. Y para tener un poquito más de humor, la pieza comienza con un silencio, por lo que desde Septiembre de 2001 hasta Febrero de 2003, se escuchó un silencio.

Aparte de las disquisiciones sobre lo “artístico” o “cultural” de este evento, me asaltan las dudas sobre su viabilidad. En Pons Asinorum nos contaban cómo el Big Ben estuvo 103 años dando la hora, y eso ya es un caso excepcional. 639 años son muchos, y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas que no esperamos. No creo que vivamos para ver si el concierto acaba con una ovación enfervorizada, pero tengo verdadera curiosidad por saber si los humanos somos capaces de mantener algo funcionando continuamente durante tanto tiempo.

Visto en: la página del evento, donde podemos hasta escuchar el concierto en directo!

Corneto

julio 12, 2009

Quería hablaros de un instrumento musical del que creo que no he hablado, pero me apasiona. Es un instrumento que habeis visto miles de veces, porque aparece por todos lados en la iconografía sacra. Habeis visto cuadros, habeis visto esculturas, en las que sale este instrumento. Es el corneto.

Angel tocando el corneto

Cómo es un corneto?

Un corneto es, básicamente, un palo torcido con agujeros. Se hace sonar como una trompeta, vibrando los labios. Pero se cambia de nota tapando o destapando agujeros, como una flauta. Esto hace que sea un instrumento con un funcionamiento diferente a cualquier instrumento de hoy en dia.

Tres cornetos

En la foto veis tres tipos de cornetos. El corneto “normal” es el del centro. A la izquierda veis un corneto mutto, que tiene la embocadura integrada en el instrumento, y a la derecha una lisarda, una versión más grave del corneto.

Para que se usa este instrumento?

El corneto es un instrumento desparecido. Dejó de usarse hacia 1750, y hasta hace pocos años, sencillamente no existía, aparte de unos pocos que se conservaban en colecciones de instrumentos. Desde los 70, poco a poco se han hecho reproducciones de esos cornetos, y se ha vuelto a aprender a tocar, y hoy en dia podemos volver a disfrutar de su sonido.

Tuvo su época de esplendor hacia 1600, y sobre todo en Venecia. Era un instrumento importantísimo, casi tanto como el violín hoy en dia. Se usaba para llevar la voz principal, y para doblar las voces femeninas de los coros. Se dijo del corneto que sonaba como “un rayo de luz que penetra las sombras”. Bastante acertado, creo yo. Tiene un sonido que es penetrante como una trompeta, pero dulce como una flauta.

Lo usaron mucho compositores como Gabrielli, Monteverdi, Schütz, Bassano, y hasta Telemann o Bach.

Y si mola tanto, por qué despareció?

Desapareció por varias razones. Primero, que era endiabladamente difícil de tocar. Lo sigue siendo. Segundo, porque empezaron a aparecer otros instrumentos que lo podían sustituir, como el oboe. Tercero, porque cuando dejaba de estar de moda, en 1630, hubo una epidemia de peste en venecia, y murieron la mayoría de los cornetistas, dejando al instrumento huérfano.

Y como suena?

Pues ahora que tengo Spotify por fin, os pongo unos links:

Primero está el Deposuit potentes del Vespro della Beata Vergine de Monteverdi, con dos cornetos haciendo juegos como si fueran ecos, y un tenor haciendo el cantus firmus. También versión en youtube, aunque no tan buena, pero es lo que hay.

Segundo, para ver como el corneto es tan ágil como el violín, un juego de imitación entre un violín y un corneto, de un tal Lodovico Viadana.

Tercero, en un grupo con cornetos y sacabuches, que son como trombones pero en antiguo, tocando Clamabant autem mulieres, de Cristóbal de Morales. Era un uso muy común del corneto, funcionar como voz aguda de un grupo de sacabuches.

Y para los que se hayan quedado con hambre, un disco dedicado a la música para virtuosos del corneto.

Tosca

junio 27, 2009

Voy a hacer un post contandoos una ópera. Entera. Si no tienes un buen rato para leer el post (al menos media hora), déjalo para luego. O no lo leas, si no te interesa el tema. Pero para explicar esta historia, hace falta un rato. Esta fue la primera ópera que escuché yo, y creo que es una buena opción para meterse en el mundillo de la ópera, que si no, es dificil de abordar.

Tosca es una ópera de Puccini, estrenada en 1900, aunque la historia está situada en 1800. Es, como casi todas las óperas de esta época, un dramón. He ido intercalando videos para ilustrar las escenas más interesantes. Los videos son cada uno de su padre y de su madre, espero que sepais reconocer a los personajes en cada video. Hay incluso uno de los videos que es de un concierto, no una representación, pero era demasiado bueno para no ponerlo.

Para los que les haya gustado el post cuando acaben, aqui hay un torrent de una versión decente, en video, que es como hay que ver estas cosas, escuchar sólo el audio pierde mucho.

Espero que os guste, vamos al lio:

Primer acto:

Como decía, la ópera ocurre en 1800, en Roma. Tenemos a un preso político (Angelotti) que ha escapado del Castillo Sant’Angelo, y se esconde en una iglesia. Acto seguido llegan el sacristán y un pintor, Mario Cavaradossi, que está pintando un cuadro de Maria Magdalena, inspirado en una mujer que suele ir a rezar a la iglesia, la marquesa Attavanti. Pero está enamorado de Floria Tosca, una joven cantante, que es celosa como la que más. Se está jugando el pescuezo, sabiendo como las gasta Tosca, pintar la cara de otra. Total, que está Cavaradossi pintando y cantando sobre como la mujer del cuadro es muy bella, pero diciendo que él a quien ama es a Tosca:

“Tu tienes los ojos azules, Tosca los tiene negros”, “Tosca, mi único pensamiento eres tú”

Y entonces oye un ruido, es Angelotti, que está escondido. Angelotti era un viejo amigo de Cavaradossi, pero casi no le reconoce, la carcel le ha cambiado mucho. Y por allí aparece Tosca. Cavaradossi le da a Angelotti su comida y le dice que se esconda, mientras él se deshace de Tosca, que no la quiere meter en el ajo, porque sabe que ella se lo dice todo a su confesor. Tosca ve el cuadro y reconoce a la Attavanti, y se la llevan los demonios. Y Mario tiene que decirle que no tiene nada con ella, y cuanto quiere a Tosca, y lo guapa que es. Ella dice que sí, que muy bien, pero que le ponga los ojos negros a la mujer del cuadro. Que jodía.

“Que ojos en el mundo pueden comparase a tus ojos negros, suaves en el amor, fieros en la ira”

Con un poco más de charla cariñosa, Tosca se acaba yendo. Entonces sale Angelotti, que dice que su hermana, la Attavanti, sí, la del cuadro, le ha dejado escondidas unas ropas de mujer en una capilla, para que pueda disfrazarse y huir sin ser detectado. Claro, la Attavanti no venia a rezar, venía a preparle el terreno a su hermano. Cavaradossi quiere ayudar a Angelotti, aunque le cueste la vida, y le manda a esconderse a su casa, y le dice que hay un escondite en el pozo del jardín donde es imposible que le encuentren. Allá se marcha Angelotti, cuando PUN!, el cañon del castillo! se han dado cuenta de la huida! Se van los dos juntos, por si hay que luchar.

Llega el sacristán, con un montón de niños, anunciando que Napoleón ha sido vencido, y se va a celebrar un concierto, en el que cantará Tosca. Que alegría! Pero tiene que venir el hijo de puta más hijo de puta del mundo. Scarpia, un barón que esta a cargo de la policía. Está buscando a Angelotti. Hace que sus esbirros registren la iglesia. Y encuentran un abanico con el blasón de la Marquesa Attavanti. Y el cuadro con su jeta! Eso hace que Cavaradossi sea un sospechoso de inmediato. Y llega Tosca, para decirle a Mario que esta noche tiene que cantar. Pero él se había ido, y el que está allí es Scarpia, dispuesto a malmeter todo lo que pueda. Le dice que ha encontrado el abanico de la Attavanti, que fijo que es que su amante, Cavaradossi está liado con ella, seguro. Tosca, cegada por los celos, se lo cree todo. Se marcha a ver a Mario, destrozada por sus pensamientos de que la está engañando. Scarpia manda a tres de sus esbirros a seguirla. Y Scarpia canta su victoria, ha “echado a volar el halcón de sus celos”. Y en cuanto pueda, se la va a beneficiar. Que hijo de puta. En serio. Que cabrón.

“Tosca, haces que me olvide de Dios”. Toma frase.

Segundo acto:

Estamos en el Palacio Farnese, en la base de operaciones de Scarpia. Ahí está, escribiendo una nota para quedar con Tosca después del ensayo. Está convencido de que la tiene en el bolsillo. Llegan los esbirros de Scarpia, han apresado a Cavaradossi, pero Angelotti ha logrado escapar. Se oye a Tosca ensayando de fondo. Por más que Scarpia interroga a Cavaradossi, el dice que no sabe donde está Angelotti. Llega Tosca del ensayo, y Scarpia manda a Cavaradossi con sus esbirros, a que testifique delante del juez. Cavaradossi le dice a Tosca que no diga nada de nada, y se le llevan. Tosca se queda con Scarpia, que le dice que diga lo que sabe. A Cavaradossi, en realidad se le han llevado a la sala de torturas, y Tosca le oye gritar. Scarpia le dice que no parará hasta que no le diga donde está Angelotti. Finalmente, ella no puede soportarlo, y dice que Angelotti está en el pozo del jardín. Traen a Cavaradossi, que cuando se entera que Tosca le ha dicho a Scarpia donde está Angelotti, se coje un buen cabreo, ella le ha traicionado. Pero llega uno de los esbirros de Scarpia, con noticias, resulta que ha sido Napoleon el que ha vencido, lo cual a Cavaradossi le hace muy feliz, están dando pa’l pelo al ejercito de Scarpia. Victoria!

“Los tiranos caen!” “Scarpia, asesino!”

Y se lo llevan, a Scarpia no le gusta perder. Se quedan Scarpia y Tosca, y él trata de seducirla. Vas listo, hijo de puta. Tosca le pregunta que cual es el precio para que libere a Mario. Scarpia dice que no se vende por dinero. La parte clave es “por dinero”. Por otras cosas sí se vende. Por ejemplo, se vende a cambio de que Tosca sea suya. Tosca dice que jamás de los jamases. Cuando Scarpia está a punto de forzarla, suenan tambores, que acompañan a los condenados a muerte en su último desfile. A Cavaradossi le queda una hora de vida. Tosca se lamenta. Siempre ha sido una mujer pia y devota, por qué le hace esto su Dios? Pero llegan noticias, Angelotti se ha suicidado cuando han llegado para apresarle. Scarpia da ordenes de que le cuelguen de la horca aunque sea muerto. Hijo de puta. Tosca dice que acepta, que no quiere que Mario muera, hará lo que le pidan, pero quiere un salvoconducto para huir de Roma. Scarpia le dice a su esbirro que organice un fusilamiento falso, que parezca que le disparan, pero de mentira. Como han hecho otras veces, como hicieron con un tal Palmieri. Y le prepara a Tosca el salvoconducto. Y cuando Scarpia va a tomar a Tosca, ella…

…le apuñala. Muere, maldito!

Tercer acto:

La prisión. El carcelero le dice a Cavaradossi que le queda una hora de vida. Él le ofrece un anillo, lo único que tiene, si el carcelero se encarga de darle a Tosca una carta con su último adios. Y canta su adios a la vida, recordando sus momentos con Tosca.

“Y nunca he amado tanto la vida.”

Llega Tosca a la carcel, para explicarle a Cavaradossi que ha conseguido un salvoconducto, que su ejecución va a ser de mentira, y que ha matado a Scarpia. Él la consuela, porque ella está muy afectada por haber matado a un hombre. Un hijo de puta, pero una persona al fin y al cabo. Ella le explica que él tiene que hacer que se muere cuando le disparen, y que luego huirán. Están los dos muy contentos, por fin van a poder vivir su amor, libres. Llega la hora. El pelotón de fusilamiento se prepara. Disparan. Qué bien lo hace Mario, es un gran actor. Ya se va el pelotón de fusilamiento. Y cuando Tosca se acerca… Mario está muerto. Scarpia iba a matarlo de cualquier modo, no iba a cumplir con su parte del trato. Llegan los esbirros de Scarpia, que ya han encontrado a su jefe, muerto. “Tosca, pagarás muy cara su vida!” “Con la mia!”, dice Tosca, y salta desde lo alto del castillo.

FIN