Homeopatía

Con lo que ha estado hablando la gente de la homeopatía estos días, principalmente por esta noticia de que Sanidad les da el OK. Y he venido aquí para dar mi opinión.

Primero, ya sabemos todos que la homeopatía tiene el mismo poder curativo que un placebo, no hay dudas científicas, está muy claro que es 100% equivalente a pastillitas de agua y azúcar. Aún así, creo que hay que pensarlo dos veces antes de prohibirla o perseguirla duramente.

Segundo, la decisión del gobierno no es del gobierno de España, es del gobierno de Europa. En particular, de la Comisión Europea que escribe directivas (y que luego aprueba el Parlamento Europeo), como la 2001/83/EC, amended by 2004/27/EC, que son obligatorias para el gobierno de España. Es decir, en este tema el gobierno ni pincha ni corta, tiene que transponer esas directivas por obligación. Criticar al gobierno por transponer una directiva es un poco ruin.

La directiva en cuestión dice cosas como que hay que hacer un registro simplificado para “medicamentos” homeopáticos que no anuncien que curan nada (y por tanto no tienen que demostrar nada), o que no tienen que tener una autorización de comercialización para hacerse publicidad, y otras mierdas similares.

Dicho esto, yo me pregunto algo más: qué hay de malo en que se vendan placebos en las farmacias? O para ser más precisos, qué pasaría si se prohibieran?

Un punto importante es darse cuenta de que prohibiendo la homeopatía uno no va a convencer a todo el mundo de que es mejor usar la medicina científica. Hay miles de medicinas alternativas, que se sabe que no son medicinas reales, porque si curasen de verdad dejarían de llamarse alternativas y pasarían a ser medicinas sin más. Esto pasa en todo el mundo, y viene por que los humanos en general somos bastante tontos e inocentes. Prohibir la homeopatía no va  a hacer que la gente en general quede convencida de no usar medicinas alternativas, lo que va a pasar es que la gente va a  buscar otras medicinas alternativas.

Hay muchas “enfermedades”, molestias o cosillas que la medicina científica no puede tratar, bien porque no hay cura, bien porque son en realidad hipocondria. Vamos, que si vas al médico te va a decir que no te pasa nada, y es que en realidad no te pasa nada. En estos casos, la gente se lanza a la medicina alternativa de cabeza. Y de las medicinas alternativas, creo que está claro que la homeopatía es de las mejores. Mucho más seguro unas bolitas de azucar controladas por Sanidad que un té de unas hierbas que vaya usted a saber qué son, sin ningún control, o peor aún, cuerno de rinoceronte o pene de dragón comprado en el mercado negro. La homeopatía nos asegura que es un puro placebo, sin efectos secundarios ni riesgos.

En este sentido, la homeopatía cumple una función que considero buena, da una esperanza o un consuelo a la gente que tiene cosas sin solución. Es lo mismo que rezar.

Una de las cosas que se le olvidan a mucha gente es que al hacer políticas públicas no sólo hay que luchar en favor de la verdad absoluta, sino que hay que pensar cuál va a ser el resultado de aplicarlas. Y creo que “proteger” la homeopatía nos conviene como sociedad.

Eso sí, yo le pondría unos buenos impuestos encima.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

12 comentarios en “Homeopatía”

  1. Nahúm Says:

    Yo creo que no hay problema con los placebos. Pero sólo deberían consumirse porque te lo dice tu médico. Y comprarse con receta.

    Dejar que la gente se lo crea, recomiende, y haga campaña de los productos homeopáticos lo veo muy peligroso. El uso de los placebos es tan peligroso en muchos casos como las propias medicinas. Ha de ser controlado.

  2. Harad Says:

    Yo sólo quiero añadir que el humano que toma homeopatía no es significativamente menos tonto e inocente que el que la rechaza. porque «comprende» que es un timo. Es menos tonto, pero sólo un poco. Los que tomamos medicina normal no comprendemos cómo funciona, hacemos un acto de fe en que va a funcionar basado en que le funciona a mucha gente y tenemos confianza en los principios de la lógica y lo empírico y confiamos en que la comunidad científica sigue esos principios hasta el final. Pero es equivalente a tomarse un té con hierbas porque a tu vecina le funcionó.

    Y ayer Ponzonha decía esto: https://twitter.com/ponzonha/status/407807373546237952

  3. Aloisius Says:

    Nahúm, por qué es peligroso? Los caramelos tienen el mismo efecto que los placebos y nadie pide que se controlen más. Cuál es el peligro?

  4. Nahúm Says:

    Los caramelos te tienes que hinchar como un bestia para que te puedan hacer daño. En cambio, mucha gente toma homeopatía cuando tienen problemas de salud grave. El médico es el único debería decidir cuándo alguien debe tomarlos o no.

  5. Nahúm Says:

    Harad, yo me fío también bien poco de los medicamentos normales :-P Al fin y al cabo, son empresas que quieren ganar dinero. Me fío de la medicina y de la ciencia, pero no necesariamente de los medicamentos. Hay un mundo de diferencia entre la actitud de los que creen que la homeopatía es lo que dicen ser y los que toman medicamentos que les receta el médico. El segundo no tiene por qué creer necesariamente en nada, sólo ser obediente porque “qué opción te queda”.

  6. eduo Says:

    Nahum:

    Yo no se a qué entras. Si este post ya lo había hecho antes y ya estaba todo dicho :) Es como otros similares: Usar la razón para cuestionar una parte pequeña de un problema mayor, para demostrar que no es un problema mayor porque en ese supuesto limitado e ignorando todo lo demás, es diferente.

    Que es una opinión, como las demás (y es literalmente como las demás, porque opina que las demás son opiniones tontas), pero conscientemente ignora la queja real.

    Nadie critica que la homeopatía de esperanza (de la misma forma que nadie critica que la religión la de).
    Nadie dice que la medicina tradicional tenga todas las respuestas o tenga tratamiento comprobado para todo, y por eso la homeopatía mala.
    Nadie critica a la homeopatía por ser un placebo (al contrario, la insistencia es que lo es).

    El problema que existe es que la homeopatía ha logrado cruzar ese umbral de percepción popular que distingue a la medicina de la medicina alternativa. Nosotros sabemos que no funciona y que es medicina alternativa pero la forma en que se han librado de apegarse a las leyes durante años (el que ahora una nueva ley les obligue a decir “algo” para seguir en farmacias no hace que mágicamente no lleven escurriendo el bulto de la misma obligación exacta durante 17 años) hasta que la ley se ha modificado para permitirles seguir vendiendo mientras demuestren su inocuidad.

    Así pues, el riesgo con la homeopatía es que tras años de no cumplir con la legislación se han logrado presentar hacia la población como medicina sin más, sin importar si nosotros aquí sabemos que es “alternativa”. Y a estas alturas que la ley finalmente ha permitido tener “medicamentos inocuos”, pueden darse el lujo de ponerlo en letra pequeñita y que la gente siga pensando que son medicina normal, como cualquier otra.

    El problema no es al que le dan unas gotas homeopáticas porque tiene un tema viral que el farmacéutico sabe se le quitará solo. El problema es cuando la madre de turno deja morir a su hijo por tratarlo con homeopatía o cualquier otra situación donde empieza a haber enfermedades y muertes por decidir que la homeopatía es mas “natural”. Recordemos que es más “natural” porque no es más que agua, pero el término se usa para decir que “hace lo mismo, con menos efectos perniciosos”.

    La lucha no es contra la homeopatía, sino contra esa percepción de que es una alternativa a la medicina tradicional cuando lo que realmente es es una alternativa a no tomarse nada.

    No que, insisto, importe. Ni Alo ni Harad están interesados en la parte que saben, ya, que es la que se discute. Un papel que han escogido representar (y que aunque me parece válido, también me parece que no tiene beneficio para nadie) es el de abogado del diablo, en el que con frecuencia si un tema es polémico buscarán como posicionarse en contra de la postura más vocal que exista en ese momento. No es que ser oposición tenga nada de malo, cuando la razón de oponerse no es, simplemente, oponerse (algo que se nota cuando las razones que se dan luego se centran sobre las formas y sobre los temas superficiales de lo que se opone).

    Dicho esto, que no quede sin mencionar que hay mucho estúpido en el bando anti-homeopatía y mucho inteligente en el bando pro-homeopatía. Empezando por todos los que impliquen que uno u otro es una cuestión de inteligencia. Nada de esto viene por ser tonto o por ser iluminado, pero cualquier bando va a atraer a imbéciles que se unirán por las mismas razones incomprendidas que tengan los opositores, y deberían ser ignorados unos igual que otros.

  7. Nahúm Says:

    Eduo “ya está todo dicho, toma que lo repito” :-D
    Esto va de que nos pilló tranquilos en el trabajo un rato, yatusabes.

  8. Aloisius Says:

    Eduo, mi intención no es hacer de abogado del diablo, estoy totalmente a favor de publicitar bien claro que la homeopatía no es un medicamento y no cura nada, y de educar a la población para que lo entiendan. No estoy a favor de prohibir la homeopatía.

    La madre que deja morir a su hijo por tratarlo con homeopatía, si prohibieramos la homeopatía decidiría tratarlo con excremento de tigre de bengala o un té de aleta de tiburón. El problema no es la homeopatía, sino la ignorancia de esta mujer y su miedo a la medicina. Igual que, por ejemplo, Steve Jobs, que se trató su cancer con dieta vegana, acupuntura y hierbecillas, con el mismo resultado que si hubiera elegido homeopatía.

    Lo que digo es que la homeopatía es el RESULTADO de la ignorancia de la gente, no la causa, y que si simplemente nos centramos en arreglar ese síntoma, no arreglamos el problema. Pero como digo, tampoco tengo nada en contra de atacar el síntoma.

    Curiosamente, te parece que me centro en una parte pequeña de un problema mayor, cuando me parece que los demás miran a una parte del problema sin darse cuenta de que no es la fuente del problema, y es cortarle una cabeza a la hidra, de la que nacerán dos.

  9. Nahúm Says:

    Pero si publicitas lo que es deja de servir.

    Está claro que hay mucha ignorancia, lo damos por hecho creo yo. El tema con esto es que con la homeopatía se ha cruzado un umbral, y ha dejado de ser una cosa marginal a ser algo que se la cree muchísima gente, incluso gente que no debería creer en estas cosas, pero que entran por el enorme tirón social que tiene y el estatus de cosa casi intelectual y cool. Y para mí esto es lo interesante y lo que me enerva.

    Entre otras cosas para porque hay grandes organizaciones detrás de esto, y mucho mucho dinero. Que una persona o muchas decidan que la sangre de cervatillo les cura la gripe, vale, pero sin haber esa imagen de seriedad detrás cosas como esa nunca llegarán a ser algo tan masivo como es la homeopatia con Boiron al timón, invirtiendo millones, comprando médicos y farmacéuticos.

  10. Aloisius Says:

    Nahúm, entiendo lo que dices, y a mi también se me caen los palos del sombrajo cuando alguien me vende que la homeopatía va muy bien (mi propia madre, sin ir más lejos), y trato de aclarar ciertos conceptos generales.

    Sobre las grandes organizaciones, solo indicar que el mercado de medicina tradicional china (fetos de pangolín, penes de tigre, etc) es tan grande como el de la homeopatía (algo más de 2 billones de $), y me parece peor, porque no son placebos, sino que son mierdas poco higiénicas, que matan o maltratan animales. Virgencita, virgencita que me quede como estoy.

  11. Nahúm Says:

    ¿Pero esas cosas chinas triunfan en España? Nunca he visto a nadie que las tome, en cambio se cuentan en decenas los amigos que tengo que toman homeopatía,. Podría arriesgarme a decir que la mitad o más la han tomado ocasionalmente, más de un tercio la toman regularmente, y de ese tercio, una parte son defensores acérrimos. Ni unos ni otros saben lo que es, piensan que es “medicina natural”.
    No sé si quieres decir que la medicina tradicional china es un mercado grande también aquí. En cualquier caso no te niego que pueda ser peor, yo sinceramente no lo sé porque no tengo datos sobre el tema, pero hablamos de la homeopatía, y que haya cosas peores no hacen mejor esta.

    La cosa es, estamos de acuerdo todos en que los placebos no son malos, que es el tema del post. El tema es cómo gestionarlos para que no se utilicen mal, no? ¿No estás de acuerdo en que si sólo se dieran con receta, tendríamos todos los beneficios pero ninguno de los inconvenientes de que se permita la “automedicación”? No deberían ser regulados exactamente igual que los medicamentos normales? Hay medicamentos con y sin receta en base a lo que contengan. Un producto homeopático para el resfriado da igual que sea sin receta. Me preocupan los que hay para otro tipo de cosas más serias, como el asma o el cáncer.

    Porque el problema de esto es que la gente te lo vende como que es mejor que la medicina normal porque no tiene efectos secundarios y “es natural”. Que no hace falta ir al médico, que al fin y al cabo sólo te va a dar cosas químicas malas y artificiales. También está la teoría de que interesa que sea así para quitarse enfermos de la seguridad social. Si ese fuera el caso, obviamente el interés que prima no es la salud y en ese caso da igual que sea mejor la opción de que sea sólo con receta.

  12. Ildefonso Smith Says:

    …Y sin embargo funciona….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: