Lacrymosa

Esta mañana venía en el coche a trabajar, cuando empezó a sonar en la radio (en la emisora belga musiqu3) el Lacrymosa del Requiem de Mozart. Empecé a cantarlo alegremente pero al cabo de medio minuto se me quedó el culo torcío, porque ese no era el Lacrymosa que yo me sabía.

Ya es bien sabido que el Requiem de Mozart no es enteramente de Mozart, puesto que murió cuando lo tenía a medio componer, y su alumno y copista Franz Xaver Süssmayr lo terminó para que Constanze, la viuda del maestro, pudiera cobrarle al Conde Franz von Walsegg el pago por ese encargo.

En particular, del Lacrymosa, probablemente el fragmento más famoso del requiem, Mozart compuso nueve compases. A partir de ahí, fue la mano de Süssmayr la que completó el afamado número. Pero resulta que muchos años después (en los años 1960), se descubrió un trocito sin completar de una fuga que decía “Amen”. Hay unas cuantas razones musicológicas por las que algunos vieron en esta fuga un trozo del requiem incompleto de Mozart. En particular, parecería lógico que este amen fuera la segunda parte del famoso Lacrymosa. Así que uno de estos musicólogos decidió ponerse manos a la obra y tratar de rematar lo que Mozart había dejado escrito, incluyendo esta fuga, de una manera diferente a como lo hizo Süssmayr en su momento.

Es curioso pensar que ambas versiones del Lacrymosa que voy a poner ahora son igualmente de Mozart, probablemente más la versión “moderna”, completada en los 70 por Robert D. Levin, que la “original”, terminada días después de la muerte de Mozart. Todos estamos acostumbrados a la versión de Süssmayr, pero me resulta muy interesante esta otra opción, con el amen al final.

Aquí el Lacrymosa que todos conocemos:

Y aquí la versión con la fuga:

Veréis que a partir de los 45 segundos o así, cada uno va por su lado, y la versión con fuga a partir de 2:15 añade la fuga que probablemente Mozart quería añadir.

No sé a vosotros, pero a mi me fascina pensar que hemos estado desde 1791 hasta 1970 escuchando una versión que no es la que había pensado Mozart y que tras todo ese tiempo la humanidad ha sido capaz de adivinar mejor qué había en la cabeza de Mozart de lo que fué capaz de adivinar su alumno al día siguiente de su muerte.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

3 comentarios en “Lacrymosa”

  1. gonra Says:

    ¡Violador! ¡Machista!

  2. haradsul Says:

    Me sonaba que Mozart había dejado el Requiem incompleto, pero creía que Lacrimosa sí que era suya íntegramente, por aquello de que es su pieza más característica. Curioso mundo este.

    Creo que me gusta más el feat. Süssmayr.

  3. ElGekoNegro Says:

    Yo he puesto los dos [casi exactamente] a la vez y no ha explotado nada, así que me he llevado una desilusión grande que seguro compensarás si DEJAS DE FOLLAR Y RESPONDES DE UNA PUTA VEZ AL MAIL QUE TE ENVIÉ ANOCHE.

    Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: