Archivo para diciembre 2010

Legisla, fija y da esplendor

diciembre 8, 2010

Hoy he tenido una reunión (bueno, videoconferencia) con la Comisión Europea, en particular DG MARKT, que querían contarnos y pedirnos nuestra opinión sobre una nueva directiva que están preparando. La directiva, que no os interesará a ninguno, trata sobre licitación de concesiones.

El caso es que tras contarnos su visión general y optimista de lo que van a hacer, nosotros (en este caso fue mi jefe) les contamos los problemas con los que nos encontramos en el mundo real, a la hora de trabajar en proyectos, sobre cosas que se hacen, que aunque no parecen ser malas per se, son ilegales si nos atenemos a las directivas vigentes. La verdad es que estabamos ilusionados (yo al menos, que soy más inocente que el niño jesús) pensando que iban a solucionar algo. Pero no.

Os voy a contar el ejemplo, que estoy parlanchín, a ver qué os parece. Un puerto quiere operar una terminal de contenedores. Tiene que contratar a alguien para ello. Hace un concurso público y le da la concesión de la operación a la empresa que haga la mejor oferta. Entonces imaginemos que el puerto, unos años más tarde, decide hacer unas reformas, para lo cual tiene que reorganizarse y quitar al concesionario que está operando la terminal. Puesto que el concesionario tenía un contrato para operar la terminal por, digamos, treinta años, se queja, y el puerto le dice que, si estan todos de acuerdo, puede operar esa otra terminal de ahí enfrente, que es casi igual, en similares condiciones. Todos están de acuerdo, y tan contentos. Pues esto es totalmente ilegal. Nosotros pensamos que lo lógico sería legislar esto, para poder hacerlo con las medidas preventivas necesarias para asegurarse de que no timan a nadie y nadie saca provecho de la situación. La Comisión prefiere decir: “no, eso es ilegal”, y olvidarse del tema. Pero esto se da en muchos casos, de hecho, es la forma normal de hacer las cosas.

Mi respuesta a eso es que actuen como la RAE, si algo se usa, se hace comunmente, y no hay nada de malo en ello, “legisla, fija y da esplendor”. La Comisión la llevan una panda de burócratas que no tienen ni idea de quién ni cómo están aplicando sus normas. Es como si académicos de la RAE no hablaran castellano. Si nadie se queja, jamás llegarían a enterarse de que no se están cumpliendo. Y cuando les decimos a la cara que no se están cumpliendo, ellos se tapan los oidos, miran para otro lado y dicen “LALALALALALALALALAAAAA”.

En fin, solo pretendía contaros lo descontento que ando con la Comisión últimamente, cada vez que me junto con ellos pierdo fe en Europa. Aunque supongo que esto a nivel nacional no será mucho mejor, con lo que pierdo fe en el mundo en general. Pero bueh, es lo que hay.

Qué pasó con…

diciembre 6, 2010

Toc, toc, toc… Hola? Queda alguien por ahí? Alguien sigue leyendo esto?

Mucho silencio ha habido desde el 13 de Septiembre, fecha de la última entrada. Supongo que toca romperlo y contaros un poco mi vida, mis alegrías y mis pesares.

Cuando dejamos la historia, nuestro héroe estaba en un periodo de introspección. La chica le había dejado, él se resistía a creerlo. Pero sí. Resulta que le había dejado. No un rato. Para siempre. Según pasaba el tiempo, esa ilusión de “volveremos a encontrarnos” se desvanecía. Resulta que no se puede pegar un cántaro roto por tantas partes. Esto es algo que llevó un rato aceptarlo. Pero con el pasar de los días, y de las semanas, y de los meses, quedó claro.

Ahora viene la trama subterránea, la que no conocía el público. Desde poco antes (sí, antes) de la ruptura, el protagonista se había encontrado con otra chica, llamémosla LR. Se resistió, Dios es testigo de que se resistió. “Yo no hago esto”, se decía. Trataba de apartarse de LR, pero no le salía. Después vino la ruptura, que ciertamente tuvo un tanto que ver con LR. Tras eso, ambas chicas desaparecieron. Un par de meses de soledad, un poco procesando, un poco en modo zombie. LR fue volviendo. Hubo mucho recelo, al principio. La “ex” fue alejándose. Poco a poco, la “ex” iba siendo más la “ex”. LR iba estando cada vez más cerca. El héroe estaba muy confuso, no era héroe ni era nada. Un día, tras terminar la mudanza de las cosas de la “ex”, decidió ir a ver a LR. No pretendía nada, sólo poder ver en vivo y en directo a la chica que, una vez más, volvía a atraerle magnéticamente. Cenar, hablar del mundo y de la vida. A pesar de que no lo pretendía, ocurrió.

Desde entonces el héroe se ha visto en una relación con LR, al principio con mucho miedo, diciendo, bueno, pasito a pasito, veremos por donde va esto. Cada día “esto” iba a más y mejor. Y aquí estamos. Un mes después. La “ex” sigue alejándose, lenta pero segura, ya no quiere ni ser amigos. No le gusta lo que ha pasado con LR. No puedo decir que la culpe por ello.

Como resultado de todo esto, el héroe cada día se siente más cerca de LR. Y más feliz.

Va a ocupar LR el sitio de la “ex”? No. Esto no es un cambiazo. No es una sustitución. Es algo nuevo y diferente. Nuestro héroe ha cambiado mucho en todas estas transiciones. No sé si es mejor o peor, si es más así o más asá, pero todas estas cosas dejan una huella. Cuesta cerrar una etapa como la anterior. Es bonito abrir una nueva. Es dificil (y peligroso) hacer ambas cosas a la vez.

Y bueno, así va la vida, las cosas van, las cosas vienen, un rato para allá, un rato para acá, dejándonos llevar por la corriente. Si nuestras vidas son los ríos que van a parar a la mar, que es el morir, este río tiene un afluente por la derecha que se llama LR.

Quizá ahora, aprovechando que he roto mi silencio, me dedique a escribir otra vez en este cuasi abandonado y otrora lustroso blog.

PD: Si queda alguien que aún no sabe quién es LR, que pregunte al vecino.