Archivo para julio 2010

Enseñanza

julio 26, 2010

En la enseñanza de las artes, hay una insistencia generalizada en ser alumno de los más grandes artistas. Cualquier cantante se muere por poder decir que es alumno de Plácido Domingo, los grandes escritores reciben muchísimas cartas pidiendo consejo, y esto ocurre en casi todos los campos del conocimiento, pero es particularmente acusado en el arte.

Esto es una cosa curiosa. Que un artista sea grande puede ser por dos cosas:

1.- Que tenga un talento natural inmenso.
2.- Que haya tenido unos magníficos maestros.

O cualquier combinación de éstas.

Si nos ponemos en el extremo 1, esta persona no será un gran maestro, pues no es un gran conocedor de su arte, sino que, casi sin esfuerzo por su parte, es capaz de pintar maravillas, cantar bellas melodías o escribir apasionantes novelas.

Si nos ponemos en el extremo 2, lo interesante sería aprender de los maestros de los grandes cantantes. Yo no quiero aprender de Plácido Domingo, quiero aprender del que le enseñó a cantar así.

Todo este post viene a santo de una frase que oí el otro día de un hombre muy sabio. Cuenta la leyenda que el maestro de Demóstenes, el orador griego, era un orador mediocre. Alguien le dijo que cómo podía él ser un buen maestro de oratoria si no era capaz de dar un buen discurso. A esto, el maestro le contestó con la siguiente frase:

“La piedra de afilar, ¿corta?”

Y es que a veces se olvida uno de que afilar y cortar son cosas muy distintas.

30-0

julio 23, 2010

Treinta añitos cumplo hoy. Que no son pocos.

Entro a la treintena pasando un rato poco divertido, bastante solo y bastante meditabundo. Pero, como dije en twitter, progresando adecuadamente.

Escribo este post en realidad no para contar que yo cumplo treinta, que también, sino para añadir que ahora mismo, hace un ratito, ha nacido el hijo de mi primo, que a partir de ahora cumplirá los años el mismo día que yo, y para mayor alegría y coincidencia, se llamará como yo. Y nos llevaremos EXACTAMENTE 30 años.

Ya me hizo esto mismo mi prima hace 16 años, teniendo un hijo el día de mi 14 cumpleaños, y hoy la historia se repite, con el añadido del nombre y la redondez de la cifra. La verdad es que la noticia me ha alegrado el día.

Feliz 30 cumpleaños, Ignacio. Feliz 0 cumpleaños, Ignacio.

Introspección

julio 13, 2010

Tras el primer choque de mi señora con el blog, aún queda mucho por hablar y por hacer. Sobre todo queda mucha introspección por hacer.

Estos dos años, me he ido despegando de mi realidad. He estado poco a poco y cada vez más, viviendo una vida por internet. El aburrimiento de mi vida real era despejado por esta vía, un blog, twitter, mucho (muchísimo) gtalk. He ido cambiando, he mostrado una cara de mi persona, con una cierta pose. Me he ido entreteniendo cultivando esta persona, y a la vez descuidando lo que pasaba en mi vida real. Así, he cargado a mi señora con una vida un tanto gris, que no se merecía ni por asomo. Yo ya me ponía color en mi vida por internet.

El blog y el twitter no son la causa, sino más bien el síntoma. En mi vida falta una cierta componente social, que he ido cubriendo por estas vías alternativas. Ahora, tras año y medio de hacer esto, mi señora no tiene fuerzas ni manera de ponerse al dia. Ella ha puesto toda su buena voluntad, y espero que lea lo que escribo y comente si lo cree necesario. Pero he vivido todo este tiempo separandome cada vez más de mi vida real, y con ello, separándome cada vez más de ella. Quizá hasta un punto irreconciliable.

Ahora, los dos tenemos que tomar un poco de perspectiva. Quién soy yo, me pregunto, qué me pasa, qué me falta, qué me sobra. Qué quiero, qué necesito. Ella se pregunta cosas similares. Ella necesita salir de la vida gris en la que la he metido, necesita recuperar esa componente social de su vida que le he robado.

Para esto, hemos decidido tomarnos un tiempo por separado. Yo tengo que estar sin ese paraguas emocional que ella me proporcionaba, ella tiene que estar sin ese tapón que yo le suponía. Tenemos que dar un paso atras y pensar en cómo vamos a llevar la vida y en qué queremos exactamente el uno del otro. Tengo que volver a enamorar a la chica a la que he ido apagando poco a poco. Ella tiene que querer volver a enamorarse.

Cierto es que fuera de este post se quedan sin tocar muchas cosas que he hecho y que no voy a comentar y que obviamente pesan al tomar esta decisión. Esta decisión la hemos tomado los dos, y aunque a los dos nos duele, es algo que esperamos que nos ayude a estar mejor a la larga.

Ayer cogió un avión para Madrid. Es el dia uno de la introspección. Deseadme suerte.

Isha Enright McCain

julio 1, 2010

Si mirais en las normas de este blog, dice algo como “no permitir que NADIE que conozco lea este blog, es confidencial entre internet y yo”. Como sabeis, ya me he saltado muchas de las normas anteriores. Ahora esta también.

Algo que ya sabeis todos los que soleis andar por aquí es que mi señora no conoce a Aloisius. Eso ya no es así. Por azares del destino, le ha conocido.

He mantenido este blog, y toda la identidad de internet de Aloisius apartado de mi señora todo este tiempo. Al principio fue porque Aloisius no era más que una forma de escribir tontadas en internet libremente. Luego, cuando fui conociendo gente y Aloisius se volvió algo más, fue por cobarde y egoista. Hice muy mal, lo reconozco.

Ahora que mi señora se ha enterado de la existencia de Aloisius, obviamente no le ha sentado bien que yo me haya pasado año y medio mamoneando por internet, conociendo a gente y teniendo una vida paralela. A mi tampoco me habría sentado bien. Por suerte, mi señora es LA MEJOR. Pero la mejor con mayusculas. Tan buena es, que ha accedido a compartir este cacho de mi vida conmigo, a apuntarse a internet y a mamonear con la concurrencia. Quiere conoceros, conocer a este personaje que se llama Aloisius, a sus amiguitos de internet y, si todo va bien, pasarlo bien con nosotros. Y aquí está, inicialmente en twitter, como Isha Enright McCain.

Así que aquí la teneis. Cuidadmela bien, que estas ya no se fabrican.