Magic: The Gathering

Algo que he visto por el Greader me ha recordado este tema, del que no he hablado nunca por aquí, pero que bien merece al menos un post.

Para los que no lo sepan, Magic: The Gathering, o simplmente Magic, es un juego de rol por cartas, que consiste básicamente en crear un mazo de cartas que compras en sobrecitos, y jugar con tu mazo contra otra gente. El caso es que yo jugué a esto en su dia. Bastante. Por no deci “mucho”, o “demasiado”. Allá por el verano de 1995, año arriba, año abajo, uno de mis primos me enseñó a jugar a esta historieta. El vicio se extendió rápido entre el resto de mis primos, y poco después nos habíamos gastado todas las pagas del verano en cartas de estas, cambiado cartas entre nosotros y jugado hasta altas horas de la madrugada. Pero después del verano empezó el vicio de verdad.

En diversas tiendas de Madrid (Arte 9, Generación X), la gente se reunía a cambiar cartas. Todo el mundo llevaba su pequeño (o gran) archivador con cartas, lo enseñaba y se cambiaban. Debido a que había diferentes ediciones, cartas “retiradas” que ya no se fabricaban, y cada vez más ediciones limitadas, aquello era una locura. Dominar las cotizaciones de cada carta era imprescindible si uno no quería salir desplumado. En aquel momento, editaban una revistilla con una “lista de precios”, con todas las cartas, sobre la que los demás especulábamos.

Llegó un momento en el que el tema de cambiar cartas era más entretenido que el juego en si. El dinero cambiaba de manos como parte de los cambios de cartas, llegando a haber cartas por las que la gente pedía del orden de 50.000 pesetas (verdaderas rarezas, todo sea dicho).

Yo llegué a tener una cierta trayectoria en los torneos del momento, llegué a la final una vez y participé en el Open de Madrid (en el cual mi primo me eliminó en la primera ronda, el muy hijo de puta). Pasaba tardes enteras diseñando mazos, puliendo estrategias, incluso llegué a comprar un par de libros sobre estrategia del juego, aunque finalmente, si no tenías las cartas verdaderamente buenas, siempre andabas limitado. De ahí el matarse cambiando para conseguir esas cartas necesarias para el mazo que habías ideado esa semana.

La chifladura esta llegó bastante lejos, hasta que me ennovié con mi señora, y lo fui dejando, y eso que ella aprendió a jugar y pasamos unas buenas tardes con las cartitas.

La verdad es que fue una época divertida, de la que guardo un par de archivadores hasta arriba de cartas y muy entretenidos recuerdos.

PD: Como curiosidad chorras, os diré que yo coleccionaba, al margen del juego, esta carta. Tenía la carta en varios idiomas, en varias ediciones (apenas distinguibles para el que no estuviese metido en el juego), y alrededor de 150 copias de la misma. La carta no vale nada en el juego, pero esa era mi tonteriíla particular.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

11 comentarios en “Magic: The Gathering”

  1. Bea Says:

    El punto de tener una carta con sus muchas versiones te pega un montón.

    Nunca jugué a este juego. Aunque la situación de los archivadores me ha tocado verla de lejos, mientras paseo al perro, y están todos metidos dentro o hay unos cuantos chavalines sentados en el bordillo enfrente de la tienda. Uno o dos de líderes explicando el cotarro y el resto mirando muertos de envidia.

  2. Ellohir Says:

    Yo jugué, sin más ni menos, hasta que dejé de divertirme.

    Me explico: cuando mis amigos me introdujeron, yo me compré un mazo verde-blanco bastante decente. Poco a poco le fui metiendo cartas e intentando “tunearlo”, a veces muy para verde y a veces muy para blanco, y otras en modo combinación de cartas. Me gustaba porque con las típicas cartas de a un euro se podía cambiar el concepto del mazo enseguida.

    Luego mis compañeros empezaron a comprar cartas de cincuenta euros y cosas así, y me pegaban una paliza cada vez que jugábamos, así que dejé de interesarme. Cosas de ser pobre.

  3. ElGekoNegro Says:

    A mí me gustaban más los dibujos que el juego (que nunca comprendí), pero oye, que esto estaba apuntado en la lista de temas Nada Nuevo, otra vez será.

  4. Aloisius Says:

    Geko, una cosa no quita la otra, si hay que hacer un podcast sobre el tema, SE HACE.

  5. Fi2 Says:

    Frikis!

    Además, el contenido del post carece de importancia ya. Ahora que sé que hay un homenaje a mi persona eso es lo que cuenta.

  6. Ponzonha Says:

    Intenté jugar, lo digo de verdad. Pero mis padres no querían ni oír hablar de soltar pasta para semejante sacacuartos. Yo en aquel momento no lo comprendí, pero creo que acertaron…

  7. Harad Says:

    Yo me compré un mazo. Al par de años, me regalaron un par. Eso supone una cierta cantidad de pasta, pero nada descontrolado, y ya con eso te puedes echar partiditas amateur en el recreo. Lo de Aloisius, como todo lo que hace, es una pasada, parece que lleva el nivel pro en la sangre.

  8. Aloisius Says:

    Harad, yo es que tengo cierta tendencia a la obsesión, sea con las cartas de Magic, los ukeleles o lo que toque ese mes.

  9. El Tabernero Says:

    Nunca me gustaron esas cartas, la verdad sea picha… ¡Dicha! ¡La verdad sea dicha!

  10. Fénix Says:

    Yo jugaba mucho al Magic en mis tiempos más frikis, incluso tengo una pequeña colección, con sus archivadores, sus fundas para las cartas, una lata para guardar el mazo, ya sabes, friki polladas de esas.
    Estaba divertido, pero el presupuesto se resentía mucho.
    ¿Comprar cartitas? Quita quita, para eso estaba la versión online… jajaja

  11. Ellohir Says:

    Si uso VirtualBox para emular Mac OS, ¿podré usar el iChat?

    Cosas que se me ocurren así, a bote pronto xD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: