Archivo para mayo 2010

Punchuline V

mayo 20, 2010

… y dice el vasco: Pues eso mismo hacemos en Bilbao!

JAJAJAJAJAJAJA! (risas variadas)

Ya sabeis como va esto.

Anuncios

En defensa de la homeopatía y la Power Balance

mayo 18, 2010

Estoy ya un poco cansado de la gente que anda por los internets en una cruzada contra este tipo de cosas. Que no se cansan de publicar, comentar, compartir y retwittear historietas contra este tipo de remedios mágicos. Que sí, que ya lo sabemos, que no sirven para nada, no curan nada y son simplemente una manera de sacarle el dinero al crédulo de turno. No hace falta que me lo vuelvas a decir, ya me lo has dicho ochocientas veces.

Pero el hecho es que la gente sigue, y va a seguir comprando este tipo de mierdas. Puedes luchar y ridiculizar la power balance hasta el hastío, quizá en algún momento logres que la prohiban o que tenga que ir con un cartelón muy grande que diga que no tiene efecto ninguno. Será una gran victoria. Lo único es que pasado mañana vendrán los mismos tipos que te vendían la power balance, y te venderán el collar electrocuántico, que te arregla los problemas de cervicales para siempre. Y la gente lo volverá a comprar, porque claro, ahora que se ha demostrado que la power balance no funciona, necesitará el collar electrocuántico.

Esto es porque la gente lo que compra no es una cura, ni nada parecido. Compran un poco de esperanza, igual que compran la lotería de navidad. Porque el ser humano es así, necesitamos algo que puede ser que me haga rico, o que me cure el cáncer, o que me ayude a adelgazar sin esfuerzo.

El que es crédulo, no va a dejar de serlo porque le convenzas de que la homeopatía no hace nada. Va a seguir siéndolo, y va a seguir financiando a los que hacen pasta con estas cosas. De hecho, el crédulo será más feliz con su power balance, porque por 30 euros que se habría gastado en cualquier chorrada, ahora tiene la ilusión y la esperanza, que le hacen feliz. Sí, es una felicidad basada en mentiras y en falsedades, pero la felicidad es real. Además, él no hace mal a nadie llevando la pulserita, y los 30 euros los habría gastado tomándose un par de copas, que, al fin y al cabo, le habrían hecho menos feliz que la pulserita.

Yo digo: déjale ser feliz como le dé la gana. Tú sé feliz gastando esos 30 euros en un juego de la PS3 que te da una felicidad mucho más real.

Liederabend

mayo 17, 2010

Esta tarde, como pasa una vez cada año, participaré en un concierto de Lieder. Como ya he dicho nisecuantas veces por aquí, cuatro fines de semana al año el profesor de canto de mi señora organiza unas clases de interpretación de Lied, es decir, de canción. La temática se centra principalmente en lied alemán, pero no quedan fuera la melodie francesa y todo tipo de “art song”. En resumen, canciones para voz y piano, sin más.

El caso es que esta tarde voy a cantar un par de canciones solito, las dos primeras de un ciclo de Ralph Vaughan Williams, “The House of Life”. Son magníficas, y estoy muy contento con cómo resultan. Pero además de esto, voy a cantar dos duetos con mi señora. El primero es Herbstlied, de Mendelssohn, que es bien majo. Pero el segundo, ay, el segundo! Del segundo estoy enamorado.

Es un dueto con el que tengo bastante historia. Es parte del Spanisches Liederspiel, un ciclo de diez canciones de Schumann, con letras basadas en traducciones al alemán de poemas españoles. El dueto en particular del que os hablo se llama “In der Nacht”, y el poema original, anónimo, dice así:

¡Todos duermen, corazón,
todos duermen y vos, non!
El dolor que habéis cobrado
siempre os terná desvelado,
que él corazón lastimado
recuérdalo la pasión.

Como veis, es bien bonito, está sacado de un cancionero anónimo de principios del siglo XVI. Pero lo que os quiero contar es mi relación con esta pieza.

Me crucé con este dueto por primera vez cuando cantaba en el coro de la complutense, en Madrid, y estaba yo en cuarto de caminos. Comenzabamos a preparar un concierto con este ciclo de canciones, y cuando oí esto por primera vez me atrapó inmediatamente, desde el primer compás de la introducción del piano. Estaba encantado y disfrutándolo, ya que para este programa yo iba a cantar de tenor, y es un duo para tenor y soprano, así que cantaría en esta pieza. Pero oh dolor, oh campos de soledad, mustios collados, mi placer se tornó en dolor, al tener que asistir necesariamente a una clase práctica de cálculo de estructuras que me impedía participar en el coro durante ese semestre. Fui a mi último ensayo, que terminamos cantando esta pieza. Aguanté estoicamente el final del ensayo, pero en cuanto estuve a solas con mi señora, lloré como un bebé por perderme participar en ese concierto, y por que cantar esto y despedirme de muchos amigos por una buena temporada me había dejado blandito blandito. Desde entonces llevo la espinita de no haber cantado nunca esta pieza en un concierto (porque en casa la he cantado varias miles de veces). Y a pesar de que me queda aguda, porque está escrita para un barítono cuasi tenor, esta tarde me voy a desquitar y la voy a cantar en un concierto, y me voy a quedar más ancho que largo.

Aquí os dejo con la musiquita en cuestión:

El momento en el que se me caen las bragas es exactamente 3:54.

Y la letra en alemán, para los que entiendan estas cosas:

Alle gingen, Herz, zur Ruh,
alle schlafen, nur nicht du.
Denn der hoffnungslose Kummer
scheucht von deinem Bett den Schlummer,
und dein Sinnen schweift in stummer Sorge
seiner Liebe zu seiner Liebe zu.

Funcionarios

mayo 13, 2010

Estaba escribiendo un comentario en este post del Doctor Ponzonha, y me estaba quedando tan largo y farragoso que lo he borrado y he decidido hacer un post.

Tenemos la historieta de la bajada del 5% del sueldo a los funcionarios. A mi me parece bien, y eso que mi madre es funcionaria. Yo creo que uno de los grandes problemas de España es el concepto de funcionario. Es un concepto absurdo. Y creo que debería ser reformado.

Primero de todo, creo que la idea de tener una plaza en propiedad es risible. Mi propuesta incluiría revisiones cada cinco años de las plazas, y si el funcionario en cuestión no está rindiendo como debiera, pues puerta. En mi versión conceptual del funcionariado, esta revisión sería llevada a cabo externamente, por un grupo de consultores vigilado hasta la saciedad para asegurarse que no hay enchufes ni conflictos de intereses ni sobornos.

Segundo, creo que el ser funcionario debería ser un último recurso. Algo que la gente hiciera sólo cuando no encuentra otra cosa. Un sueldo justo para vivir, en la zona baja de los sueldos equivalentes en la profesión equivalente de la empresa privada. Que ser funcionario no sea una perita en dulce, que sea pan y agua.

Como consecuencia de esto, nada de unas oposiciones con 3 plazas para 3000 candidatos. Unas oposiciones eminentemente prácticas, en las que se elija a la gente más válida sin tenerles tres años inactivos preparándose. Tener a un montón de gente brillante sentados estudiando durante años, no para aprender, sino para pasar un examen, me parece un desperdicio de recursos humanos doloroso.

España es de los sitios donde es más complicado trabajar para el estado. Por ejemplo, en Francia, es relativamente normal que los ingenieros jóvenes trabajen para el estado, y que cuando tengan un poco más de experiencia salgan al sector privado, y no al revés. En España el concepto funcionario está tan desvirtuado y retorcido que da miedo.

Aguna propuesta más para mi sistema de funcionariado? Lo voy a llamar sistema SCA. “Sentido Común de Aloisius”.

Revival ochentero

mayo 11, 2010

Anoche, no se muy bien por qué, se me ocurrió buscar “Un Pingüino en mi Ascensor” en el Spotify. Y allí están, con todos sus temazos. Y tuve un momento revival ochentero.

Entre ellos y los Toreros Muertos me entretuvieron la noche, y quedé alucinado por cómo funciona el cerebro humano. No soy capaz de acordarme de mi número de teléfono, pero me sé palabra por palabra las canciones que escuchaba de estos grupos cuando tenía diez años. Llenas de caducas referencias pop, que ya los niños de hoy no pueden pillar, incluso con cuñas publicitarias del momento incluidas en las canciones (“Horniman’s, el sabor de una taza de té, o “El algodón no engaña”), estos temazos me despiertan partes del cerebro durmientes, que siempre es una cosa muy guay.

Creo recordar que en algún momento estos señores vinieron a dar un concierto en mi colegio, pero la potencia de mi memoria no da para recordarlo. Debió ser un gran momento, pero se ha borrado de mi cognoscimiento.

Os dejo con un ejemplo de estos temazos tan enormes, probablemente mi favorito:

Mariano Medina, Esther Williams, que grandes. Creo que voy a grabar una versión de esto con el uke.

Qué juerga es la que hay aquí?

mayo 10, 2010

Estaba tuiteando esta frasecita, porque me he acordado de que la solía decir mi primo, en unas circunstancias muy precisas. Os voy a contar cuándo lo decía.

En verano, y en vacaciones en general, yo iba siempre al norte, a Torrelavega, a casa de mis abuelos, una enorme casa de tres pisos donde nos juntabamos ciento y la madre (cerca de 20 durmiendo allí). Yo dormía en la misma habitación de uno de mis primos, uno que tiene dos años menos que yo. Era en el piso de arriba, en el que nos juntabamos la juventud, y sólo estaba ahí mi madre para poner orden. Una madre para 6 chavales, no tenía nada que hacer, y entre que se acostaba tarde y que tiene un sueño profundo como la fosa de las marianas, el piso de arriba era casi casi territorio salvaje.

El caso es que nos mandaban a la cama, pero mi primo y yo seguíamos ahí mamoneando, jugando con la game boy, leyendo la hobby consolas, o inventando cualquier locura. El caso es que aguantabamos ahí como jabatos, porque sabíamos que si se hacía lo suficientemente tarde, llegaría mi primo mayor. Ese primo es unos 7 años mayor que yo, por lo que cuando nosotros eramos unos niños imberbes, él era un adolescente juerguista. Así, cuando daban las dos de la mañana, volvía el primo mayor, normalmente con un cierto grado etílico, entraba en nuestra habitación y decía la frase mágica: “Qué juerga es la que hay aquí?”. En este punto es en el que empezaba la juerga, dabamos unos saltos, el primo mayor hacía algún show, y todos tan contentos. Por show me refiero a algún tipo de animalada o comportamiento poco apropiado para horario infantil. Desde hacer oes con el humo del cigarro hasta hacer el lanzallamas con el desodorante y un mechero, nos podíamos esperar cualquier cosa.

Y nada, esa es la historia por la que me gusta la frase “Qué juerga es la que hay aquí?”. Lo que no he dicho es que esa frase tenía una única respuesta correcta: “Juerga hawaiana, de la noche a la mañana”.

Unfollow

mayo 7, 2010

Recientemente (más o menos ayer), dejé de seguir a dos personas en twitter, en particular a @doctormapache y @Enchufa2. La razón fue un spoiler de Lost como una casa. Y quería dar una mínima explicación aquí.

Yo sigo a la gente en twitter porque me gusta leer lo que dicen. No hay más historia. Si dejo de seguir a alguien, no es porque me caigan mal. Es porque no quiero leer lo que escriben. Si alguien me pone un spoiler de Lost que básicamente me jode medio episodio (porque mata el suspense), no unfolloweo como represalia. Unfolloweo como protección para que no me vuelva a pasar. Me parece muy bien que pongan spoilers en su twitter, que hagan lo que les plazca. Simplemente dejaré de mirar ahí. Ha dejado de gustarme lo que dicen.

Me da un poco de rabia porque me gustaba leer el resto de las cosas que decían, pero como no puedo separar una cosa de la otra, pues es todo o nada, y yo elijo nada.