Archivo para abril 2010

Apple o no apple

abril 29, 2010

Esta entrada está dirigida a @CalabazaFeroz y a @doctormapache, con los que estoy teniendo una cierta discusión en twitter, pero me pongo nervioso de que no me quepan las ideas en 140 caracteres.

A ver, señor mapache, nadie se aprovecha de nadie cuando alguien compra algo de apple. El problema es que para muchos (usted incluido), la informática se mide en megahertzios y gigabytes. Comprendo que durante mucho tiempo ha sido así, porque las limitaciones de lo que podías y no podías hacer con un ordenador estaban dictadas por eso. Conseguir la máxima potencia en tu ordenador era casi casi equivalente a conseguir el mejor ordenador. Pero a estas alturas del siglo XXI, ya no. Ahora me sobra potencia en mi ordenador casi todo el tiempo. Así que mis criterios para elegir ordenador, una vez superados los mínimos de potencia, son otros. El diseño es uno de ellos, sí. La disponibilidad de los programas que me gustan es otro. Que vayan bien con la decoración de mi casa es otro. Y así, muchos, que no tienen nada que ver con cómo se elegía un ordenador hace 15 años. Ahora elegir un ordenador es más parecido a elegir un par de zapatos. Necesito que me queden cómodos, y que sean bonitos. Lo demás, mientras me cubran el pie y sean de mi talla, no me importa mucho.

Así que, por favor, si no quereis compraros productos de apple, a mi me la pela, el caso es que a mi (y a muchos), nos quedan más cómodos y nos gustan más. Si a vosotros os queda más cómodo un Dell con Ubuntu, de puta madre. No seré yo el que vaya a decir que os han timado comprando esos zapatos, porque hay estos otros que son más baratos y son de gore-tex.

Anuncios

Todo vale

abril 27, 2010

El “todo vale” es una de esas cosas que se pusieron de moda entre los padres y madres en algún momento, y que creo que son una de las cosas que echa a perder muchos niños. Es esa costumbre de los padres de decirles a los hijos que todo lo que hacen es estupendo y maravilloso. Hacen un dibujo bonito y currado: “oish, que dibujo más precioso, que mono es mi niño”. Hacen un cutredibujo de una mierda pinchada en un palo: “oish, que dibujo más precioso, que mono es mi niño”. Para mi, esto no funciona.

Comprendo que, como padres, siempre hay una preferencia de tu hijo con respecto a los demás, que para algo es tuyo. Pero contarle que cada mierda que hace es mejor que ninguna mierda, no. Creo que los niños tienen que aprender a discernir entre cuando hacen algo muy bien y cuando hacen algo regular. No estoy diciendo que cuando hacen un dibujo mierdero haya que decirles que vaya mierda de dibujo y sentarles a pintar hasta que lo hagan mejor, simplemente no alabarlo. Porque a qué lleva eso?

Eso lleva a un endiosamiento de los niños. El niño hace la gracieta, todos se la rien como si fuera el mago del humor, y el niño pierde el contacto con la realidad. Y el dia que sale a la calle, se esmorra contra la dura realidad de que tiene que esforzarse para hacer algo que sus compañeros opinen que es medio bueno. O igual no es capaz de darse cuenta de eso y se convierte en un Michael Scott. Prefiero no inflarle la burbuja, y así no tendrá que reventarla cuando se enfrente al mundo.

West Side Story

abril 27, 2010

Anoche, tenía un rato de plancha y decidí entretenerlo con alguna peli, y me puse West Side Story, que la bajé hace mes y pico, en unos dias en los que me dio la vena musical. A mitad de la peli ya le dieron por culo a la plancha, estaba la cosa demasiado entretenida como para no prestarle toda mi atención. Y disfruté un montón de la peli, a pesar de que ya la había visto mil veces cuando era un chaval. Así que voy a charlar un poco del tema.

West Side Story es un musical de Broadway de 1957 que se hizo película tras su éxito (cuatro años despues). Luego la peli se llevó diez Oscars, que no está nada mal. La historia que cuenta la conocemos todos ya. Es la historia del amor imposible, de Romeo y Julieta, el amor entre dos personas pertenecientes a grupos enfrentados. Esta historia, que puede tener tantos y tantos escenarios, en este caso es en Nueva York, en particular, en el West Side. Portorriqueños y Americanos (Sharks y Jets son los nombres de las bandas) son los dos grupos, y María y Tony son los amantes.

Las dos bandas son las tipicas gangs americanas, grupos de chavales que se juntan para vaguear y que se enfrentan porque no tienen nada mejor que hacer. Vemos en la peli como son niños, gallitos, que quieren demostrar que son los más malotes y los más machotes, pero en cuanto hay un problema de verdad, se cagan de miedo y no saben qué hacer. Vemos retratada la naturaleza humana, que les complica las vidas a los protagonistas innecesariamente, que crea problemas donde no tiene por qué haberlos. Que hace montañas de granos de arena, y luego se asusta cuando ve una montaña de verdad.

Lo que más me gusta de la peli es cómo expresa las situaciones con la música y el baile. Todos sabemos que cuando los Jets se pasean por las calles no van cantando y bailando, que cuando se pelean no hacen grand jetés, pero el baile y la música son capaces de expresar mucho mejor la frustración de estos chicos que verles dandose bofetadas de verdad. Y obviamente, la música es mucho mejor para expresar el amor de los protagonistas.

Os dejo, sin más, con dos escenas. La primera es el momento cumbre del amor de Tony y María. Están jugando en el taller de arreglos de ropa de la familia de María, y hacen como si fuera una boda. Para mi, este es uno de los momentos más románticos de la historia del cine. Pero romántico pequeño, no en plan grandioso, son dos chavales jugando a los disfraces. Eso sí, a mi me deja derretido, como si fuera una quinceañera sensiblona.

La segunda es la Jet Song, en la que los Jets (la banda de americanos) cuentan lo magnífica que es su banda, y cómo tus compañeros son como tu familia, y son para toda la vida. Son chavales haciendose los duritos. Me encanta:

Si teneís dos horas y media muertas, recomiendo el visionado de este peliculón completo, sobre todo para amantes de la música de Bernstein y enamorados de todas las edades.

Linimento Sloan

abril 26, 2010

En una entrada digna de Nada Nuevo si hubiera sido un blog en vez de un podcast (que es lo que iba a ser inicialmente, que lo sepais), voy a hablar del Linimento Sloan.

Linimento es una de esas palabras que te transportan al pasado con sólo oirlas, como tomavistas, o Fernando Esteso. Linimento Sloan es algo que no sólo te transporta al pasado, sino que te evoca inequivocamente un olor. Porque todo niño nacido en españa antes de mediados de los 80 vio pasar por su vida este mejunje:

Linimento Sloan

Se suponía que servía para toceduras o dolores varios. A mi siempre me parecía que era imposible que untarme en el dedo esa guarrada fuera a hacer nada por la típica lesión de baloncestista torpe: el dedo anular amorcillado. Pero oye, tu madre decía que había que poner linimento Sloan, y tú, pues lo hacías. Eso sí, entonces tenías que aguantarte con ese olor extraño, parecido a la root beer americana, pero más intenso, y que se extendía por toda la casa y no se iba ni queriendo. Ya, hasta el dia siguiente oliendo a linimento Sloan.

No tengo ni idea de por qué era tan popular la mierda esa, ni quien era el Doctor Sloan, con esos bigotes de tití emperador que llevaba, ni cual era el principio activo de la mágica formula, y no me voy a informar. Lo dejo como ejercicio para el lector, que siempre queda muy molón. Sólo sé que esta mañana ha habido un olor que me ha recordado a esta guarrada y he querido dejar constancia en este mi cuaderno de bitácora digital.

Joe contra el Volcán

abril 22, 2010

Terminando mi semana temática de volcanes, y habiendo vencido al volcán islandés (mi señora vuela en estos momentos hacia mi), quería aprovechar para hacer una recomendación peliculera. La peli es Joe contra el Volcán, una de Tom Hanks y Meg Ryan, de 1990, comedia romántica-fantástica, con un estilo que recuerda a Big Fish (pero 13 años antes). Para mi, es una de esas pelis que siempre me gustó mucho (si bien hace muchos años que no la veo, no sé que tal habrá envejecido), pero hay gente a la que le resulta estúpida. Es entretenida y, siempre que nos la tomemos como una larga metáfora, tiene ideas bonitas.

Os dejo con una mítica escena de cómo el tio dimite de su trabajo tras saber que tiene un tumor cerebral (y tras recibir una tocada de cojones por parte de su jefe). El final de la escena, awesome. Hale, pasadlo bien el fin de semana (que me he tomado el viernes libre) y no me echeis mucho de menos.

(Ya sé que se ve el video apretadito en vez de ancho, pero qué le voy a hacer, soy un analfabeto digital.)

Condiciones necesarias para ser pareja

abril 19, 2010

Para que dos personas sean pareja, y estoy hablando a largo plazo, ojo, que para un folleteo no hay condiciones, se requieren varias condiciones. Estas son condiciones sine qua non, necesarias, pero no suficientes, para que dos personas sean pareja.

– Similar nivel intelectual. Y hablo de inteligencia, ojo. Porque creo que dos personas que vengan de estratos culturales radicalmente diferentes, siempre que tengan capacidades intelectuales similares. No creo que una persona muy inteligente pueda ser feliz con alguien mediocre, ni alguien mediocre con alguien poco inteligente.

– Admiración. Porque si no admiras a tu pareja, creo que no puedes llegar muy lejos. Tiene que haber alguna cosa en la que puedas decir: que tía (o tío) más excepcional.

– Gustos en común. O al menos ganas de tener esos gustos en común. Si él es un apasionado de los coches y a ella le vuelve loca hacer ganchillo, o él se engancha al ganchillo, o ella empieza a disfrutar del motor. Porque si no, los temas de conversación se acaban, y no hay manera de crear nuevos.

– Bajo nivel de celos. Porque nadie podrá tener una pareja a largo plazo y ser feliz si es muy celoso. Es incompatible. Se puede ser un poco celoso. En cuanto el tema se va de las manos por parte de cualquiera de los dos, se acabó el tema.

Y estas son las condiciones que yo planteo. Si alguna de estas cuatro no se cumple, mal. La pareja podrá aguantar, más o menos, pero nunca serán una pareja feliz. O eso creo yo. Opiniones, añadidos, excepciones y contraejemplos, en los comentarios, svp.

Volcanes II

abril 19, 2010

El tema de la semana es El Volcán. Y es que he decidido hacerme religioso, y rezar al dios Volcán.

Dios, el dios de los cristianos, judíos o musulmanes, es un concepto muy abstracto. Anda por ahí, en todos lados, sus actos son todo lo que pasa. Muy genérico como para creerselo. En cambio, mi dios, Volcán, es un dios en el que es fácil creer. Sé perfectamente donde está, sale en las noticias, veo fotos, y sé con certeza que decide cosas de mi vida. No todas, eso no tiene sentido. Si les salen flores a las plantas, no es por la gracia de Volcán, es que las plantas echan flores, de natural.

Además, puedo ver los actos de Volcán claramente. No es como Dios, que es todo muy sutil. No. Volcán se cabrea y se lia a tirar cenizas, y aquí no se mueve ni cristo. Es por esto que he decidido hacerle mi dios.

Ahora comprendo perfectamente a las civilizaciones que tenían a volcanes como dioses. Es OBVIO que lo son.