Aplaudir

Aplaudir es lo que hacemos todos cuando algo nos gusta. Es un acto que la sociedad nos enseña. O eso creo.

Siempre me ha parecido un gesto tremendamente animal. Algo nos gusta, y demostramos nuestro gusto haciendo ruido. Todo muy cavernícola. Visto desde fuera, comparado con otras costumbres, no parece que aplaudir sea algo civilizado. Pero nada, aplauso, silbido, gritos de “bRRRRAVÓ!” y toda la parafernalia, independientemente de que lo que te haya gustado sea un show de MonsterTrucks o una delicada interpretación de una ópera.

Lo curioso es que, mientras en españa el único aplauso posible es el aplauso de ritmo aleatorio, en otras latitudes resulta que mágicamente, la gente, tras un corto periodo de aplauso aleatorio, acaban aplaudiendo rítmicamente, todos a una. En vez de “clapataclapatpatlcaltaplap”, “clap clap clap clap”. Me parece que es buscar el orden dentro del caos del aplauso animal.

No sé muy bien qué pretendía contar con este post, aparte de decir que me siento como un chimpancé cuando aplaudo. Doctor, estoy loco?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

15 comentarios en “Aplaudir”

  1. Bea Says:

    Los chimpancés no aplauden cuando algo les gusta. Pero como si hacen ruido, pues te acepto la comparación.

    A mi me encanta aplaudir y que suene a ruido. Y me da envidia, muchísima envidia, no poder silbar de forma audible (sólo sé silbar para llamar a mi perro y hay días que se me olvida como lo hago). No tengo ningún problema con que me consideren mona.

  2. zetxek Says:

    Cuando estuve en el concierto de Wilco en Santiago, que fue en el Palacio de Congresos de aquí, los aplausos acabaron siendo rítmicos, debido a la acústica de la Sala. De hecho se daba un efecto curioso debido a la reberveración del sonido, y se oían “olas” de aplausos…

  3. antonio Says:

    En Jérez al final de un concierto aplaudimos con palmas por bulerías. Y me dijeron que no era raro.

  4. Bea Says:

    En Pamplona cantan lo de “todos queremos más, todos queremos más” en los conciertos en vez de pedir otra o algo así. Creía que era igual en todas partes y resulta que no.

  5. Ellohir Says:

    ¡Ahora lo entiendo! Hace algunos años leí algo sobre el comportamiento humano y la aleatoriedad, y ponía como ejemplo los aplausos, diciendo que siempre acaban sincronizándose. Y nunca lo entendí, porque en aquí nunca se ha hecho así. De hecho, hubo un tiempo en que me sincronizaba con las personas de alrededor para comprobarlo y cambiaban de ritmo instantáneamente.

    Ahora lo entiendo, joder. Puto país xD

  6. Fi2 Says:

    El “bRRRRAVÓ” que has puesto con la b minúscula me ha matado, que lo sepas… (y no me hagas hablar del acento en la O)

    Ahhhh… plas plas plas plas!

  7. ElGekoNegro Says:

    No tenemos prisa, no tenemos PRISA.

    Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, que esto no es un concierto es una puta de cabaret.

    Y ya,

  8. Jotaez Says:

    Siempre me encanta del concierto de Año Nuevo, aquella pieza que nunca recordaré el nombre pero que el director dirige al público que se une con aplausos. Y eso. Tal. Algo. Sí. Clap, clap, clap y eso.

  9. Aloisius Says:

    Jotaez, te refieres a la Marcha Radetzky, en la que los monos que asisten al concierto de año nuevo ven cumplido su deseo de hacer ruido mientras la orquesta toca.

  10. Gala Says:

    Al caminar también pasa. Después de cierto tiempo, al menos yo, me sincronizo con quien esté a mi lado.

  11. El Tabernero Says:

    -¡Otra o al pilón! ¡Otra o al pilón!
    – ¡En mi pueblo se toca hasta las 6, se toca hasta las 6, se toca hasta las 6! (Musiquita del Yellow Submarine)

  12. Harad Says:

    Yo también he vivido eso de aplaudir «flamencamente», tiene su gracia pero es un poco ridículo.

    Y siempre me he preguntado por esto, y por los besos. ¿Qué nos hace pensar que llenar de babas a otra persona significa que lo queremos? ¿Por qué el mismo gesto, sólo que, en vez de depositando la saliva directamente de tu boca, disparándola desde una cierta distancia, esto es, escupir, significa justo lo contrario?

  13. Hydra Hyde Says:

    Hola

    Sólo quería aclararle a Harad que el beso se extendió como práctica sinónima de afecto, al igual que el despiojar, por una razón práctica: lamer la sal y cubrir carencias de sodio que padecían aquellos que no la tenían presente en su consumo por no habitar en zonas costeras. O al menos así me lo explicó mi madre, que no es antropóloga, pero si es una trola desde luego es de lo más rebuscada.

  14. Harad Says:

    Madre mía. O sea, que si uno está chungo de la tensión nada de besos, mola.

  15. Jotaez Says:

    Ah, acabo de escuchar la Marcha Radetzky y me inspiró. Imagina que no tienes nada con qué tocar pero te apetece hacer música, lo más básico sería la percusión (pongamos que silbar o cantar es más complejo), así que, si tampoco tuvieras nada a qué golpear lo más lógico es que te golpees a tí mismo. Y para golpearte en la cabeza… lo mejor es mano contra mano, que suena mejor y duele menos. Hale, aquí el porqué.

    Por qué lo seguimos haciendo hoy en día… esto, algo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: