Nacionalismo

Ayer por la noche dejé una profunda conversación con Harad, en la que hablamos de temas tan profundos como cual sería el nombre de su pene si se lo amputaran y le transplantaran uno nuevo, y nos quedamos a punto de hablar sobre nacionalismos. Le prometí un post para completar el discurso, y aquí está.

Mi idea es que los nacionalismos son una estupidez. Es una visión local triste, desde mi punto de vista. Es un yo mi me conmigo que no lleva a nada bueno. Lo bonito es abrirse a otras regiones y tratar de hacer un mundo mejor, en total, no en decir: bueno, yo mejoro mi parcelita del mundo, y los demás, que se jodan. Comprendo que cuando en el siglo XVI no había manera de conocer el resto del mundo, el aferrarse a un terruño tenía un sentido. Hoy en dia, cualquiera puede ir y venir según le plazca, con lo que no hay que tratar de mantener tu parcelita lo mejor posible, hay que tratar de mantener todas las parcelitas lo mejor posible.

Por ejemplo, cuando en España se debatía sobre el trasvase del Ebro, a mi me chirriaba todo muchísimo. Había argumentos válidos a favor y en contra, pero también había argumentos como: este agua es de Aragón, y aquí se queda, y así se mueran en el resto del mundo. Por supuesto que todos queremos estar lo mejor posible. Todos somos egoistas y eso no va a cambiar. Pero me parece importante tener una cierta visión global de las cosas.

Con respecto a “sentirse parte de algo”, es una actitud muy humana, y es lógico que la gente quiera “sentirse parte de algo”. Pero que ese algo sea la región donde has nacido, se debe principalmente a la comodidad. Es fácil sentirse parte de una región, porque te queda cerca de casa. Pero es más lógico sentirse parte de algo que de verdad tiene que ver contigo, y es algo elegido por ti. Por ejemplo, parte de la comunidad internacional de informáticos, o de músicos, o de veterinarios. A eso le veo un sentido. Se junta gente con un interés común. Juntar gente simplemente por el hecho de que han nacido cerca los unos de los otros es como juntar gente en función de su talla de pie. No comparten nada más que una característica involuntaria.

Por supuesto que se comparten cosas como cultura, idioma, etc. Pero lo bonito de tener una cultura es compartirla con gente de otra cultura y encontrar lo mejor de cada una. Si nos encerramos en nuestra cultura, lo único que pasa es que se crean vicios y malas costumbres inherentes a la forma de vida, que luego son muy dificiles de erradicar. Si en vez de mirarnos al ombligo miramos para fuera, es más fácil hacer un mundo mejor.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

8 comentarios en “Nacionalismo”

  1. elgekonegro Says:

    Pues tienes razón, yo voy a ver si me bajo Australia y Nueva Zelanda por torrent, que no lo conozco y seguro que es bonito. Ya de paso dejo subiendo La Rioja, que el vino vende y hay que mantener el ratio.

    ¿Alguien me cambia su Alsacia por Lorena?

  2. Harad Says:

    A ver, es que te has fijado demasiado en las cosas malas del nacionalismo. Pero el nacionalismo no tiene por qué tener cosas malas.

    Yo me alegro cuando una persona del mundo logra algo importante. Me alegro, y me siento orgulloso de pertenecer a la misma especie que esa persona. Tenemos muchas cosas en común: dos brazos, un cerebro, etc. Pero si esa persona es europea, me siento un poquito más orgullosa, porque tenemos aún más cosas en común: una historia común, probablemente hable una lengua parecida a la mía, quizá su abuelo ayudó a mi abuelo a refugiarse en la Guerra Civil. Si es española, pues me sentiré más orgulloso aún: muchas más cosas en común, cultura, idioma, tuvimos que aguantar el mismo ambiente, etc. Si es andaluz más, si es malagueño más aún, si es de mi barrio más y más, y si es de mi familia, mejor que mejor, y si soy yo, pues ya es el recojonostiófano.

    Me siento parte de todo eso, no por nada, sino porque soy parte de todo eso. Las personas nacemos en un sitio, rodeado de unas circunstancias, que nos hacen lo que somos, y es un sentimiento natural amar lo que tienes cerca y lo que sientes parte de ti. Es una cosa que nos ayuda a sobrevivir, y además crea una rica variedad. A mí me parece una cosa bonita.

    Ahora, luego está la gente que si los vascos son tal, que si los catalanes son cual, que si los franceses huelen mal, que si los negros dan tics, etc. Y eso es lo que hay que exterminar, el sentirse mejor que otros por haber nacido en un sitio. Y sobre todo no hay que cerrarse en una parcelita inferior, e ignorar todo lo que haya arriba o abajo: yo soy español pero también soy parte del mundo, y si mejoro el mundo me alegraré, y si además del mundo mejoro mi país, pues me alegraré más. Ahora, si cada uno se dedica a su parcelita y la deja linda, pues en general todas las parcelitas han quedado lindas, es una forma de distribuir el trabajo. Por eso no creo que sea negativo en última instancia. Me gustan estas palabras de Lorca al respecto.

    Tampoco creo, como parece que dices tú, que haya que «abandonar» la cultura de uno y mezclarla con la de los demás. Que todos hablemos inglés, y tal. Eso añade pragmatismo pero quita riqueza a la humanidad, lo que no quiere decir que no se puedan coger cosas buenas de un lado y de otro, o que no haya que aprender inglés, pero que las culturas yuxtapuestas quedan más bonitas que mezcladas, y si no estás de acuerdo es que nunca has ido a Disneyland.

    Pues eso, la nación es algo que nace de nuestros sentimientos más primarios y que nos une a lo que nos rodea, y no creo que sea una bobada ni un lastre, siempre que no se entienda mal y surjan los orgullos y los odios.

  3. Aloisius Says:

    Harad, la frase de Lorca me ha encantado y la voy a poner aqui:

    Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.

    He de decir que Lorca me gana la discusión con esos argumentos. Veo que lo que no me gusta a mi es el nacionalismo mal entendido, que es como es en un gran porcentaje de los casos, por desgracia.

    Y aparte de eso, te amo por haber usado la palabra “recojonostiófano”.

  4. monttse Says:

    Yo estoy de acuerdo con tu entrada sobre todo cuando dices que nacer en un sitio es una caracteristica involuntaria.

    Pero en algo no es que este en desacuerdo, es que pienso que hoy en dia la cultura ya no es un nexo de union entre gentes que viven en una misma región.

    Antes los sevillanos vivian en Sevilla y los alemanes en Alemania. Hoy un aleman puede vivir en Sevilla, sentirse medio aleman, medio sevillano…sentir las dos culturas como propias, identificarse mas con una pero sin embargo, seguir siendo el “raro” en ambos lugares.

    Poco a poco la globalización hará que ya no sea tan raro y que tenga menos sentido aun el nacionalismo “mal entendido”. El nacionalismo politico siempre es de ese tipo.

    El bueno, el que decia Lorca, no es nacionalismo, es un pensamiento patrio fuera de fronteras que tienen muchos artistas andaluces y que comparto y me encanta.

  5. Bea Says:

    Según lo entiendo yo, el nacionalismo es el sentimiento, o como quieras llamarlo, de que tu “parcelita” es mejor que todas las demás y debe ser protegida y preservada a instancias del resto. Para ello, se suele buscar el limpiar la parcelita de influencias externas que puedan peligrar su idílico mantenimiento.

    El estar orgullo de tu tierra e intentar preservar sus características propias para que el resto del mundo también pueda conocerla, pero sin intentar imponersela a nadie, lo llamo regionalismo.

    Pero bueno, que yo tengo una muy mala opinión de los nacionalismos y no me gusta pensar que mi orgullo por ser navarra sea lo mismo que el orgullo de un abertzale. A mi me da igual que se sienta tan orgulloso de su montón de tierra como yo me siento del mío. No creo que el suyo sea peor. Me gusta mi montoncito de tierra porque es mi montoncito, el que ha influido en mi carácter, los otros me gusta conocerlos y aprendo de ellos pero no les cojo el mismo cariño.

  6. monttse Says:

    Bea no puedes compararte con uno de esos mujer :)

  7. Bea Says:

    Monttse, es bueno hacer comparaciones. La idea inicial era muy parecida a la que tengo yo ahora, sólo que con el tiempo se pierde el norte.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: