Están locos estos luxemburgueses…

Cosas que pasan en Luxemburgo:

– Aparte de plazas de aparcamiento para discapacitados, en muchos sitios hay plazas de aparcamientos para ancianos, y hasta para mujeres. Sí, plazas para mujeres, ni embarazadas ni nada, mujeres. Toma igualdad.

– Hay un canal de la tele que está en inglés pero ponen anuncios en francés y en alemán. Si no hablas tres idiomas, no te enteras. Eso es promover el poliglotismo y lo demás son tonterías.

– Nunca, ni una sola vez en tres años, se han dirigido a mi en luxemburgués. El luxemburgués solo se habla tras constatar que los dos interlocutores son luxemburgueses.

– Los sábados ponen un puestito de salchichas y gofres a la salida del super, todo muy familiar, y todo el mundo se queda a una salchichita despues de hacer la compra. Y en Ikea, los sábados hacen gofres además de los perritos calientes. No se qué tiene la combinación gofre-salchicha-sábado, pero funciona.

– Los luxemburgueses creen que los pepinillos van bien con el jamón serrano (o de parma, jamón curado, vamos). Los bocadillos y sandwiches de jamón serrano llevan siempre pepinillos. No sé de donde han sacado esta idea.

– Los domingos, las bandas de los pueblos y los barrios salen a tocar a la calle. Tocan fatal.

– Todas las iglesias de Luxemburgo tienen calefacción. Todas. Una gozada para dar conciertos en invierno, que en Madrid se me pelaban los huevos del frio.

– Todos los taxis son Mercedes, BMW o similar, y los taxistas van con traje y corbata. Eso si, te cobran que te frien, como el triple que en Madrid.

– En los buses del transporte público puedes entrar por la puerta de delante o la de detrás, y no tienes que enseñarle nada al conductor. Si te has colado sin billete es cosa del revisor. Sólo he visto un revisor en tres años. Sigo pagando el billete. Todo el mundo lo paga.

Y esto son sólo algunas de las cosas raras que pasan en este paisito.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

9 comentarios en “Están locos estos luxemburgueses…”

  1. mortiziia Says:

    Lo del jamón curado con pepinillos debe ser influencia germánica. El jamón de la Selva Negra y similares, que tienen aspecto parecido al jamón serrano o de Parma pero saben muy distinto se suelen comer con encurtidos.

    Me resulta curioso lo del luxemburgués en convivencia con el alemán y el francés, sin hacer aspavientos por su supervivencia en forma de nativos malhumorados negándose a hablarte en un idioma conocido. ¿En qué idioma(s) están los cartelitos del supermercado o las indicaciones de la calle?

  2. Aloisius Says:

    Los cartelitos estan mayormente en francés, normalmente también en alemán y ocasionalmente en inglés. En luxemburgues casi casi ninguno. Es que el luxemburgues es más oral que escrito. Hasta hace pocos años, no se escribía, y no habia un luxemburgues estandar (hasta 1946 dice la wikipedia).

    Pero sí, es una gloria un idioma que aunque se proteja, no se impone, como hacen con el euskera y el catalán.

  3. Patricil Says:

    Para mí es “Estan bojos aquests luxemburguesos”. Siempre veía Asterix en catalán.

    ¿Está bueno el bocadillo de jamón con pepinillos? (Lo pregunto para dejar constancia de que he leído el cuerpo del mensaje).

  4. Aloisius Says:

    Patricil, se deja comer, pero el jamón es más feliz con tomate que con pepinillos, de toda la vida.

  5. Patricil Says:

    A la catalana, vaya.

  6. Bea Says:

    No tengo ni idea porqué me ha parecido una mezcla normalísima lo de jamón con pepinillos. Como si la hubiera probado ya pero no lo recuerdo. Probablemente lo vuelva a probar. La mortadela con aceitunas está muy rica.

  7. monttse Says:

    y ya que estais con pruebas, pavo con wasabi.

    En Andorra, otro petit pais, tampoco te acosan con el idioma, a mi no me pasó nunca y aprendí mucho catalan por eso. Si ven que eres español te hablan en español, si ven que eres frances.. en frances. Generalmente.

    Incluso buscaban gente con conocimientos de portugues por la cantidad de emigrantes portugueses.

    Igualito que en una pasteleria de Mayorca donde la dependienta te hablaba en catalan y si le hablabas en español pasaba de ti…

  8. Gala Says:

    Lo de los buses me ha recordado un montón a cuando estuve en Berlín. Porque allí pasa lo mismo, te subes en el bus o en el metro por donde te da la gana, pero pagas tu billetito religiosamente, aunque no veas un revisor en años…

  9. mortiziia Says:

    Ahora tengo antojazo de mortadela con aceitunas :_D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: