Cucarachas: estampida

Publico esta entrada como extenso comentario sobre esta otra entrada de Hugo. Para contar mi historia de terror sobre las cucarachas.

Como ya he dicho alguna vez, pasé un par de veranos trabajando en un zoo, sobre todo en la parte de reptiles. Y en la parte de reptiles se incluye la comida de reptiles: gusanos de la harina, ratones, saltamontes, grillos y… cucarachas. Para que la cosa sea sostenible, hay que tener un par de terrarios llenos de cucarachas criando, para que tus sapos, tus gekos y diversos lagartijos puedan comer cada dia.

El sistema de cierre de los terrarios era bastante rupestre, simplemente una puerta que cuelga y tiene un peso a un lado, de forma que se mantiene cerrada, pero para abrirla basta con apartarla. Como había que meter la mano en ese terrario varias veces al dia, era lo más práctico.

Las cucarachas que criábamos eran las americanas, o “volantonas”, como las llaman en el sur. Teníamos una población estable de unas dos mil, separadas en dos terrarios. Por supuesto que de cuando en cuando había alguna cucaracha que se daba a la fuga, con lo que no era extraño encontrarse a alguna fugitiva correteando por ahí. El problema vino un día en el que alguien (que quedará sin nombrar), se dejó la puerta del terrario al revés, de forma que quedaba un hueco de un par de centímetros por el que las cucarachas podían huir. Y así quedó la puerta durante toda la noche. A la mañana siguiente, tras el pánico inicial, establecimos el calibre de la fuga en unas quinientas bichas. Quinientas cucarachas en un cuarto de unos diez o quince metros cuadrados es una estampida. La probabilidad de que la fuga se extendiese era pequeña, en el cuarto hacía calorcito y fuera no, y en cantabria, en verano, tampoco hace un calor como para que las cucarachas se fueran a vivir a la calle. Estaban muy bien en el cuartito.

El problema siguiente era que no podíamos poner veneno de cucarachas. Si había algún fallo, podíamos cargarnos la población entera, o que algún lagarto se comiera una cucaracha envenenada, con trágicas consecuencias. Por lo tanto, nuestra mejor táctica era recuperar a las cucarachas vivas. Este es un proceso que no es tan obvio como matarlas, que es la ruta que suele tomar cualquiera infestado de cucarachas. Y mucho menos documentado, es dificil encontrar información sobre cómo cazar cucarachas vivas.

Pero la necesidad es la madre de la invención, y decidimos que no podía ser muy dificil atraparlas. Con un par de cartones de huevos, haciendo un estupendo escondite, bien recebados con salvado y manzana, les ofrecíamos a las cucarachas un hábitat de ensueño. Este hábitat estaba en una “jaulita” de metacrilato. Así, cada noche teníamos una colecta de todas las cucarachas que se habían metido a vivir en este pisito tan mono que les habíamos puesto, y que regresaban al redil con sus amigas y familiares. Y seguimos con este proceso hasta capturar a la gran mayoría de las escapadas.

Nunca quedó el cuarto realmente sin cucarachas, pero se mantiene la trampa de cazar cucarachas, con recolecciones semanales, con lo que la población libre está claramente controlada. Pero jamás se me olvidará la estampida de cucarachas que presencié.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

11 comentarios en “Cucarachas: estampida”

  1. Hugo Says:

    Habría sido mejor soltar un lagarto en el cuartito y que se pusiera las botas.

  2. elgekonegro Says:

    Yo quiero saludar a Harad, que me estará viendo, y con vuestras historias se lo estará pasando pipa.

  3. Bea Says:

    Mmmm estampida de cucarachas… eso si que me daría bastante, bastante asco. Es una de las cosas por lo que no me convence tener reptiles como mascota. No me importa cazar un griño alguna vez, pero tener muchos juntos… quita, quita.

    El post de Hugo me parece muy útil.

  4. Ellohir Says:

    Se me ha adelantado EGN, pero yo también quiero saludar a Harad: ¡Americanas, tío! ¡Quinientas cucarachas americanas juntas!

  5. Fi2 Says:

    A mi no me dan miedo ni asco las cucarachas, de una en una, claro. Me imagino que si viera una estampida me cagaría viva jaujaujaja. Por cierto, en el Sur (al menos en el mío) se llaman Voladoras.

  6. Aloisius Says:

    Fi, tu Sur es el sur del Sur.

  7. Harad Says:

    Quinientas cucarachas americanas juntas.

    No. No quiero vivir en un mundo en el que puede darse la circunstancia de haber quinientas cucarachas americanas juntas. Y no me veo capaz de comentar nada más.

    Bueno, sí. Que a Aloisius se le olvidó poner el vídeo que captó la cámara oculta del cuartillo, de justo antes de que descubrieran las cucarachas.

  8. Nesta Says:

    Bonita imagen la que has creado en mi mente, ¿alguien más quiere traumatizarnos con una historia de bichos?

    Por cierto, unas estadísticas acojonantes.

  9. Bea Says:

    Nesta, no pidas esas cosas.

  10. luis humberto Says:

    soñé que escuchaba a ratones comiendo afuera, bajo mi ventana.
    me levantaba y con golpes en la pared trataba de que se fueran.
    efectivamente, al escuchar mis golpes o ruidos, un tropel de ratones arranco, cual estampida de caballos.

    que signifí

  11. luis humberto Says:

    a propósito de la estampida de cucarachas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: