Archivo para julio 2009

Por favor

julio 31, 2009

Cuando se pide algo a alguien, se debe pedir por favor. Normalmente. Existen un par de excepciones.

La primera son los GPS. Mi viejo GPS (que murió de pena), decía por favor antes de cada orden. De esta forma, cuando terminaba de decir: “por favor, gire a la derecha dentro de cincuenta metros”, tu ya te habías pasado. Querido GPS, no necesito tanta ceremonia. Tu y yo somos coleguillas, no hace falta que digas por favor, y incluso me puedes tratar de tú.

La segunda es en un bar o restaurante lleno de gente. Yo fui barman en una vida pasada (ya ves), y me daba por culo el cliente excesivamente educado, que cuando estas poniendo birras y copas a toda leche, se te acerca y te dice: “Disculpa, perdona, por favor, me haces el favor de ponerme una cerveza? Muchas gracias”. Cuando no das a basto, prefieres que te ahorren 10 segundos vitales, y que digan “Una cerveza!”. Aparte, si te pongo una cerveza será porque me pagas, y no como favor.

Quizá soy yo solo, pero prefiero reducir las formas y las cordialidades a las necesidades básicas, sobre todo en momentos de prisas.

Spotify (II)

julio 30, 2009

Qué poco dura la alegría en casa del pobre. 14 días, para ser exactos. Dije hace unos dias que había encontrado la manera de oir Spotify en Lux, y de rebote, sin anuncios. Me equivocaba, porque los chicos de Spotify son más listos.

Al volver de la fase 1 de las vacaciones me encuentro con que al loginearme en Spotify dicen que llevo más de 14 días de viaje fuera de mi pais (España) y que, o pago, o se me acabó el spotify. Con lo que me asaltan varias dudas.

– Si me logineo con mi cuenta en españa una vez, volverá la cuenta de “dias de viaje” a cero?
– Si me conecto a Spotify a través de un proxy en españa, seguirá funcionando mi chiringuito?
– Si pago los 10 euros al mes y me quito de complicaciones, seré más feliz?

A ver si en estos dias hago unos experimentos y os cuento.

Por qué es tan malo que bajen los precios?

julio 30, 2009

El maestro Ponzonha hace una pregunta abierta en twitter a los economistas. A pesar de no ser economista “como tal”, voy a dar una explicación lo más clarita que pueda.

En una situación normal, de inflación, los precios siempre suben. Poco a poco, pero suben. Esto hace que mañana tu dinero valga menos que hoy. Si coges el dinero y lo metes debajo del colchón, cuando lo saques, podrás comprar menos cosas con él, porque las cosas son más caras. Por lo tanto, ahorras un poquito, lo justo y necesario, y el resto te lo gastas, o lo inviertes, para ver si ganas un poco de dinero y logras mantener tu poder adquisitivo.

Ejemplo, para los lentos: imagina que tienes 100 euros. Con esos 100 euros te podrías comprar 100 litros de leche, que valen 1 euro cada uno. Si coges esos 100 euros y los guardas, y los sacas el mes que viene, resulta que el litro de leche vale ahora 1.1 euros, con lo que solo puedes comprar 90 litros de leche (y te sobra algo de calderilla). Por lo tanto, coges tus 100 euros, y los metes en un fondo de inversión, o compras acciones, de forma que el mes que viene has ganado 10 euros, por lo que tienes 110 euros, y puedes seguir comprando 100 litros de leche. O eso, o te compras los 100 litros de leche hoy mismo.

¿Pero qué pasa cuando las cosas van al revés? Imaginemos que el mes que viene la leche vale 0.9 euros. De puta madre, dirás, ahora puedes comprar 111 litros de leche, has ganado 11 litros de leche sin dar un palo al agua. Lo más lógico es entonces guardar el dinero debajo del colchón. Si mañana mi dinero vale más que hoy, no tengo aliciente ninguno para invertir. ¿Por qué me voy a jugar mi dinero en un fondo de inversión o algo así, si simplemente con esperar gano poder adquisitivo? Pues eso hago, entonces, ahorro todo el dinero que pueda, y listos. Lo que pasa entonces, es que el lechero, en vista de que no vende un mísero litro de leche, baja los precios a 0.8 euros el litro, a ver si así vende algo. Pero sigue sin vender, porque visto lo visto, mañana la leche va a costar 0.7 euros el litro, así que yo sigo esperando con mis 100 euros debajo del colchón.

Y así siguen las cosas durante un tiempo, aparentemente cojonudas para los consumidores. Pero llega un dia que el lechero quiebra, y todos sus empleados se van al paro. Y eso pasa en muchas empresas, porque todo el mundo estaba guardando el dinero para mañana. Y así, poco a poco, la economía se va frenando. Si nadie invierte, nadie compra, pues nadie gana dinero tampoco, y pasado mañana eres tú el que se queda en el paro, porque tu empresa no vende, o tiene perdidas porque tiene que bajar sus precios. Y así, todo va cayendo en cadena. Ahora no puedes pagar tu hipoteca, y tu casa se la queda el banco, pero ahora vale menos que cuando la compraste, y el banco tiene pérdidas, y despide a tu primo el que trabaja en el Santander.

Así, la deflación, que parece que es estupenda a corto plazo (me ahorro un dinerillo en el Mercadona), en el fondo hunde la economía, hace que la rueda se frene. Y lo peor de todo es que la propia deflación provoca más deflación, con lo que es un círculo del que es dificil salir. A los japoneses les pasó en los 90, y les llevó como 10 años salir.

Y remato el post con la clase avanzada. Para salir de una deflación, lo que se hacía normalmente era imprimir más dinero, con lo que tu dinero vale más hoy que mañana, y se corta el círculo. Pero España no puede ahora imprimir más euros, para eso se tiene que poner de acuerdo toda europa. Ahora a ver qué hacemos. Yo creo que precisamente por tener la moneda única con el resto de europa, el proceso se frenará por si solo, si España se abarata lo suficiente, vendrá media europa de vacaciones, a dejarse pasta aquí, volviendo a dar marcha a la rueda. A ver si tengo razón.

Espero haber contestado a su pregunta, señor Ponzonha. Cualquier duda, en los comentarios.

Examen de nivel

julio 29, 2009

Puesto que mi francés deja bastante que desear, mi jefe me ha dicho que dé unas clases, patrocinadas por el banco. Mañana tengo un examen de nivel, para ver en qué nivel me ponen. Y no me gustan los exámenes de nivel.

Mi problema con el examen de mañana es que mi francés es todo autodidacta. Por lo que, aunque soy capaz de entender casi todo, y hasta de tener una conversación bastante coherente, hay muchas cosas que digo como los indios, o que aproximo como puedo. Y en el examen voy a atinar en cosas relativamente complicadas, y en muchas de las sencillas, pero casi siempre sin tener ni idea de por qué lo que hago está bien o mal. Mi francés funciona como cuando un niño pequeño aprende a hablar, copio partes de conversaciones, copio palabras, y voy juntando. Pero mi gramática es nula.

Por esto, tengo miedo de que me pongan en un nivel demasiado alto, porque a veces hasta parece que sé francés, y me pierda para siempre la base gramatical. Por otro lado, si me ponen en un nivel muy bajo, me aburriré bastante, porque no aprenderé nada práctico, pero lograré tener la base necesaria para el futuro.

Todo depende del tipo de examen que me hagan, pero tengo intención de parecer lo más tonto posible. Mi lema para mañana: “Je ne sais pas”, o como lo pronuncian los franceses, “yo no sepo”. Si es que se parece mucho al español.

ASLSP

julio 28, 2009

Leyendo esta entrada del siempre apasionante Pons Asinorum, me ha venido a la cabeza algo que creo que no os he contado, pero que es interesante.

El título del post es el título de una composición musical de John Cage, un loco que componía musica experimental, pero experimental de verdad, de la que tiene gracia como experimento, porque a duras penas se puede considerar música. Como ejemplo, su obra más famosa es 4’33”, una obra para cualquier instrumento o combinación de instrumentos, de tres movimientos, el primero de 30 segundos, el segundo de dos minutos y 23 segundos, y el tercero de un minuto y 40 segundos. La partitura de la obra es una sencilla indicación, que pide al intérprete que no toque su instrumento. La obra se compone por lo tanto de cuatro minutos y 33 segundos de uno o varios músicos no tocando su instrumento. Puede parecer una broma, pero hay gente a la que esto le parece arte muy elevado.

Pero no es de esta obra de la que quería hablar. La obra de la que quería hablar es ASLSP, que significa “As SLow aS Possible”, todo lo lento que se pueda. Es una obra inicialmente escrita para piano, de unas ocho páginas, que lleva la indicación de tempo en el título: se debe tocar lo más lento que se pueda. Así, una interpretación para piano dura entre 20 y 70 minutos, dependiendo de la santa paciencia del intérprete. La obra fue escrita en 1985, y en 1987 el amigo Cage escribió una versión para órgano, que es exactamente igual que la de piano. Una tal Diane Luchese ostenta el récord de mayor paciencia tocando esta obra con 14 horas y 56 minutos, hazaña lograda a principios de este mismo año.

Lo que pasa es que un grupo de gente con un sentido del humor un poco torcido, o con unos tornillos de menos en la cabeza, tuvieron la feliz idea de tocar la pieza verdaderamente lo más despacio que pudieran. Se fueron a un pueblito en Alemania, Halberstadt, y tomaron una decisión sobre cuanto de lento se podía tocar la pieza. Como el órgano de la iglesia de Halberstadt fue construido en 1361, decidieron que una cosa razonable era que el “concierto” durase otro tanto, es decir, tanto como lo que había vivido el órgano en cuestión. Esto es 639 años (esto lo hicieron en el 2000). Así que con las mismas, se pusieron al trabajo, y el 5 de Septiembre de 2001, comenzó el concierto, que durará hasta el 5 de Septiembre de 2640. Para que os hagais una idea de lo lento que va el tema, el último cambio de nota fue el Febrero pasado, y no hay otra nota nueva hasta el 5 de Julio de 2010. Y para tener un poquito más de humor, la pieza comienza con un silencio, por lo que desde Septiembre de 2001 hasta Febrero de 2003, se escuchó un silencio.

Aparte de las disquisiciones sobre lo “artístico” o “cultural” de este evento, me asaltan las dudas sobre su viabilidad. En Pons Asinorum nos contaban cómo el Big Ben estuvo 103 años dando la hora, y eso ya es un caso excepcional. 639 años son muchos, y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas que no esperamos. No creo que vivamos para ver si el concierto acaba con una ovación enfervorizada, pero tengo verdadera curiosidad por saber si los humanos somos capaces de mantener algo funcionando continuamente durante tanto tiempo.

Visto en: la página del evento, donde podemos hasta escuchar el concierto en directo!

Fase 1: completada

julio 28, 2009

Ya estoy de vuelta de la fase 1 de las vacaciones (Madrid), el martes que viene comienza la fase 2 (Holanda). Todo ha ido como la seda, excepto que me he quemado los hombros jugando al AEIOU en la piscina. Esta semana os deleitaré con algún que otro post, para no perder comba. Mientras, os dejo con el secreto del mus:

“Para ganar al mus sólo hay que hacer dos cosas: querer cuando se gana, y no querer cuando se pierde.”

Jólideis

julio 15, 2009

Paso a describir mi plan de jólideis para este verano:

Mañana por la mañana cojo un avión a Madrid, dispuesto a pasar calor. Permanezco en Madrid y sus alrededores hasta el dia 27, disfrutando entre tanto de la compañía de familiares y amigos, incluso llegando a celebrar mi cumpleaños. Pasado ese periodo de 11 días, el propio dia 27 vuelvo al curro, pero por poco tiempo. La vuelta al trabajo durará sólo una semana, pues el 4 de agosto, cojo el coche con mi señora, y tiramos hasta el aeropuerto de Ryanair en Charleroi (que tienen la jeta de llamar Bruselas-sur). Pero no cogemos ningún avión, sino que recogemos a dos amigos, para pasar hasta el dia 14 haciendo un tour por el norte de Bélgica y Holanda. El plan de ruta incluye Gante, Brujas, Rotterdam, La Haya, Delft y hasta las Islas Frisias Occidentales, lugar al que vamos pasando por el enorme dique (32 km) de Afsluitdijk (se llama así, a pesar de que parece la típica palabra que sale al golpear el teclado). El objetivo de esta parte del viaje de las Islas Frisias es ver qué cojones hay en las Islas Frisias, una razón que considero estupenda para ir a visitar un sitio. En plan descubridor.

Este plan Bélgica-Holanda ha sustituido al plan anterior de Turquía, hecho que me alegra, pues soy más fan del formato “road-trip” que del formato “viaje organizado por una agencia”. El lugar al que vayas es lo de menos, mientras vayas bien acompañado.

Debido a estos planes vacacionales, el blog queda definitivamente en barbecho hasta nueva orden (a más tardar, el 17 de Agosto). Cuando vuelva, os contaré lo bien que lo he pasado. Mientras tanto, le dejo las llaves al vecino, para que me riegue las plantas. Portaos bien y no os olvideis de mi.