De qué me suena…

Quería escribir este post sobre música clásica que conoces de otra cosa. Música a la que le robaron sus raices, y se convirtió en “la musiquita de”. Creo que lo más claro es explicarme con ejemplos.

Prueba A: El llanero solitario. Este personajillo le robó al pobre Rossini la obertura de Guillermo Tell, que pasó de ser música sobre un suizo del siglo XIV que era un as con la ballesta, a ser música de indios y vaqueros.

Prueba B: Eurovisión. Con la excusa del “Festival de la canción”, esta gente le robó a Charpentier su Te Deum. No veo cómo una obra de 1690 representa las cosas que vemos en Eurovisión hoy dia, pero ahí está.

Prueba C: Nokia. Cómo leches llegó un vals compuesto por un señor de Castellón en 1902 a convertirse en sinónimo de telecomunicación, no me lo explico. Supongo que el susodicho, Francisco Tárrega, tampoco.

Prueba D: Colhogar. Esta hace daño extra, por la transformación. Uno de los más bellos pasajes de la Gran Misa en do menor de Mozart, del “Et incarnatus est”, que escribió con todo el amor para que fuera cantado por su mujer, Constance, pasa a ser papel higienico. No hace falta más que añadir la frasecilla, Colhogar, color de hogar. Sinceramente, me cago en Colhogar, porque yo ahora no puedo oir esa pieza sin pensar lo de color de hogar. Y me repatea.

Estas cuatro pruebas os ofrezco, que seguro que hay más. Pero creo que es suficiente para probar que el proceso es irreversible. Ya nadie puede hacer que estas obras vuelvan a ser música inocente. Serán para siempre “la musiquita de”. Seguirán siendo recordadas, pero por algo que los autores jamás imaginaron. Queda como ejercicio para el lector decidir si esto es bueno, malo, o todo lo contrario

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

4 comentarios en “De qué me suena…”

  1. Bea Says:

    A) Siempre la he conocido por la obertura de Guillermo Tell. Mi padre suele ponerla en el coche.

    B) Para mi es la canción de trinchar el pavo de Nochebuena. Un tío se disfraza de torero, algunos primos se disfrazan del resto de la cuadrilla y el resto de familiares le cantan esta canción moviendo las manos como cuando cantas “cinco lobitos”. Todo esto es una copia de la costumbre pamplonesa de cantar esta canción cuando se empieza la corrida de toros (con el mismo movimiento de manos). Que a su vez, alguien copió del concurso de Eurovisión porque consideraban que una corrida de toros necesitaba un himno al comenzar.

  2. Aloisius Says:

    Bea, no tenía conocimiento de esas costumbres celtibéricas de cantar música del barroco francés en los toros. Que cosas hace la gente. Por cierto, tu casa en nochebuena debe de ser un show.

  3. Ellohir Says:

    El de Guillermo Tell se perdona porque el que sepa un mínimo de música clásica la conoce por el título original. El de nokia también porque apenas oigo esa canción.

    No sabía que la de eurovisión y la de colhogar fueran música clásica. Pensaba que eran melodías compuestas para ello. En fin, se cumple el dicho: Piensa mal y acertarás.

  4. elgekonegro Says:

    Lo de Eurovisión lo conocía, lo que más me ha dejado flipado es la variación del Nokia Tune.
    Por cierto, que apostaría a que los primeros compases de Tell son los que utilizaron para el No-Do.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: