Huevos fritos

La cocina tiene un porcentaje alto de magia. Nos ha llevado miles de años descubrir cómo se cocina. Y hemos llegado a creaciones sorprendentes.

Un ejemplo (de entre muchos) de la magia de la cocina es el huevo frito. Poco a poco hemos ido creando las ideas necesarias para hacer un huevo frito. Pero miremoslo friamente.

Se coje un pajarraco, que llamaremos gallina. Se crían gallinas para poder disponer de unas pelotillas que les salen del culo. Estas pelotillas salen del culo de cada pajarraco una vez cada dos días, más o menos. Si se coje esta pelotilla, aparentemente dura, y se golpea contra algo, resulta que dentro tiene una especie de moco transparente, y un grumo grande amarillo.

Por otro lado, se recolectan de un tipo particular de arbol otras pelotillas, de forma parecida a la que sale del culo del pajarraco, pero más pequeñas. Estas pelotillas salen una vez al año nada más. Se cojen y se aprietan con una prensa, hasta que sale un líquido viscoso y amarillento-verdoso.

Se coje el líquido amarillento-verdoso y se pone encima de un fuego, en un recipiente. Cuando está muy caliente, y digo verdaderamente muy caliente, como para abrasarnos si lo tocamos con las manos, se coje una de las cagarrutas de pajarraco, se rompe y se coloca en el líquido amarillo-verdoso caliente. Pasado un rato, se saca y se come.

A quién coño se le ocurrió hacer esto por primera vez? Yo no me habría comido el resultado.

En la próxima entrega: garbanzos, las piedras que se acaban reblandeciendo. Al cabo de MUCHO tiempo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

9 comentarios en “Huevos fritos”

  1. Hugo Says:

    He pensado en muchas ocasiones esto que planteas. También es curioso con cosas que necesitan mucho tiempo y condiciones peculiares para “madurar” como son el vino o los jamones, es flipante que se le ocurriera a la gente procesarlos tal como los conocemos hoy.

  2. Beatriz Says:

    A esta receta yo la llamaría “Huevo frito deconstruído”. Mandalé la receta a Ferrán Adriá o como se escriba, que no se catalán.

    Espero ansiosa la receta de las piedras XD

  3. ElGekoNegro Says:

    Acabo de enterarme de que el whisky DYC de Segovia fue fruto de una casualidad, una partida de cerveza Mahou que se pasó, lo dejaron reposar unos años a ver qué pasaba porque nadie quería comprar cerveza en mal estado. Lo probaron y claro: “¡Parece whisky!”.

    Imagino que el proceso es similar para todaslas bebidas que necesitan fermentar, un olvido y un valiente. Y es cerveza, monjes.

  4. Aloisius Says:

    Efectivamente, Geko, el DYC parece whisky, pero en realidad es disolvente. A mantener a una distancia prudencial.

  5. Nesta Says:

    ¿A alguien más le apetece un huevo frito?

  6. elgekonegro Says:

    Ni idea, no me gusta el whisky (ni los parecidos).

  7. Fi2 Says:

    Yo tomo huevos fritos casi todos los días…

    ¿Habrá comida más humilde y más agradecida en esta vida?

  8. Beatriz Says:

    Solo una vez en mi vida probé whisky DYC….y no lo volveré a probar en mi puñetera vida!!!! Eso es aguarrás con tintes de barniz……AGGGGGGGGGGGGGG


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: