Archivos para enero 2009

Misa y comunión

enero 30, 2009

Ahora mismo, mientras fregaba la cocina (actividad muy apropiada para un viernes por la noche), acabo de ver en la tele un reportaje de esos en los que dices: estoy perdiendo mi fé en la humanidad. Era sobre un párroco que obliga a los niños a ir a misa todos los domingos para hacer la comunión, si tienen más de tres faltas, no pueden hacer la comunión. Los padres estaban indignados, porque les “obligan” a ir los domingos a misa y tienen otras cosas que hacer.

Señores: hacer la comunión es opcional. Nadie se muere por no hacerla. No es como que te pidan ir a los plenos del ayuntamiento para vacunar a tu hijo. Si no quieres ir a misa los domingos (y por lo tanto, la religión te importa un bledo), para qué leches quieres que tu hijo haga la comunión? Lo de los niños es comprensible, antes les daban regalos a cambio de nada, ahora tienen que ir a misa. Pero lo de los padres tiene delito. Si no tragas con las demandas de la Santa Madre Iglesia, vete a hacer otra cosa, se vive igual de bien siendo ateo.

Ya me cuesta comprender a la gente religiosa de por si, pero esto ya es como de coña.

Punchline game

enero 30, 2009

Para los que no lo sepais, el punchline de un chiste es la frase final que te hace reir.

Quiero proponeros un juego (me encanta inventar juegos), que he decidido llamar, desbordando originalidad, “Punchline game”. El juego consiste en lo siguiente:

Cada semana (o cuando me salga de ahí), yo os dejaré escrito un punchline de un chiste. Pero la gracia es que yo sólo invento el punchline, pero vosotros teneis que inventar el resto del chiste. Luego, posteais en los comments los chistes que terminen con el punchline que yo he propuesto. Luego, elegiré al mejor (o al que me de la gana), que ganará lo que se me ocurra en el momento (que puede ser nada).

No tengo ni idea de si esto funcionará en absoluto, o siquiera si es posible, pero quiero probarlo.

Se admiten todo tipo de trampas, siempre que tengan gracia.

Y ya os dejo con el punchline de esta semana, al que le teneis que buscar un chiste. Como soy generoso, no sólo dejo el punchline, sino también las risas:

“… y por eso los franceses no se lavan”.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAAAAAAA QUE BUEEEENOOOOO!!! JAJAJAAAAAAAAA JAUJAUJAU (esa es la risa de Fi) HAHAHAHA (la risa de un americano) JIJIJJIIIIIIII JUAS! EN RESUMEN, LOL.

Tipos de tareas

enero 30, 2009

Las tareas, trabajos o acciones en general se pueden dividir en aburridas o divertidas, y en fáciles y difíciles. Esto nos da cuatro cuadrantes de actividades distintas.

– Divertidas y fáciles: las mejores. Por ejemplo, jugar a un juego fácil en la consola, o ver una peli. Lo pasas bien, y sin esfuerzo.

– Aburridas y fáciles: como por ejemplo, trabajos repetitivos en una fábrica, o lavar platos, o planchar. Son un coñazo, pero tienen la ventaja de que te puedes abstraer y pensar en otra cosa.

– Divertidas y difíciles: son como resolver un problema complicado, que te absorbe, pero te gusta. También son cosas como pintar figuritas de plomo, o jugar a resolver acertijos. Son los mejores pasatiempos, que lo pasas bien y te absorben, requiriendo gran actividad mental por tu parte. También son actividades que son difíciles, pero cuando acabas te dan una gran satisfacción, como resolver problemas matemáticos, que cuando los acabas te sientes como dios.

– Aburridas y difíciles: a evitar. Son actividades que no solo te aburren soberanamente, sino que encima requieren tu atención completa. Son en general actividades no productivas, como revisar. Un ejemplo es revisar un contrato de financiación, que no aporta nada, pero tienes que leer atentamente. Son lo peor del mundo y te vuelven gris.

PD: ayer me pasé la tarde revisando un contrato de financiación.

Macarons

enero 29, 2009

Que no son macarrones. Son un dulce francés, que también se practica bastante en Luxemburgo, y que hoy había de postre. Y tienen esta pinta.

Son como dos galletitas, con el exterior crujiente y el interior blandito (bueno, la crujientidad o blandicidez varían según de donde sean), entre las cuales se pone una crema o pasta de algo. Los hay de los sabores más variados, hoy los había de postre en el banco, y me he comido uno de aceite de oliva, uno de curaçao azul, otro de café y otro de naranja. Y estaban de muerte.

Son como la versión europea de los dorayakis, así que me siento un poco más como Nobita cuando me los como.

The Beach Boys

enero 29, 2009

Sí, todo el mundo dice: Los Beach Boys tienen los mejores arreglos vocales en sus canciones. Y estoy de acuerdo en que son muy buenos. Pero el problema es que se margina a otros, sólo por el estilo en que toquen. Y qué si sólo hacen boleros. El caso es que los hacen (hacían) muy bien, y los arreglos vocales son como ochenta veces más interesantes que lo que hacen los Beach Boys, que al fin y al cabo también hacían sólo música de surferos (ya, ya, Pet Sounds, ya).

Como veis, la entrada se titula Beach Boys, pero lo que vais a oir es al Trio Los Panchos, cantando “Nuestro Amor”. Se la dedico a todos mis admiradores, sean del sexo que sean.

PD: Y que conste que los Beach Boys me encantan mucho.

Señoras y señores:

enero 29, 2009

En el culo tengo flores.

Latín

enero 28, 2009

Y no hablo del violín hecho con una lata de Les Luthiers, sino de la lengua muerta.

El caso es que en el coro, lo que estamos cantando está en latín (como suele pasar cuando cantas música antigua religiosa). Pero en qué latín? Como pronunciaba el latín el señor Buxtehude en el siglo XVII? Pues resulta que hay diversas maneras de pronunciarlo, la más usual es la italiana, pero nosotros usamos la alemana. Las diferencias son principalmente en las consonantes, porque las vocales son más o menos como en español. Por ejemplo, la palabra “surge”, en latín italiano se pronuncia como “surye”, pero en latín alemán como “surgue”. Y “crucifixus”, en latín italiano es “cruchifixus”, y en alemán “crutsifixus”. Y así, otro montoncito de cosas, que me cuestan dios y ayuda, porque llevo casi 15 años cantando en latín italiano.

Están locos estos romanos…

Aloisius enseña, Aloisius divierte…