Mi coche

Me gusta mi coche. Le he cogido cariño, porque hemos vivido mucho juntos. Me lo compró mi mamá cuando iba a venirme a Luxemburgo a vivir. Un mes antes. Es un Megane (una Megane, como dicen los franceses, que aquí coche es femenino), con una potencia desmesurada de 85 caballos, y es diesel.

El jodío de él lleva hechos 85.000 km y vive feliz. 85.000 km es un poco mucho para dos años, pero un par de viajes de ida y vuelta a Madrid desde Lux (1700km de ida, y otros tantos de vuelta), y el que hasta hace 4 meses vivía en Francia y trabajaba en Luxemburgo (medida de ahorro), con lo que tenía casi 40km hasta el trabajo. Ahora tengo 2.

El coche me cuida muy bien. Siempre me tiene a la temperatura adecuada, y me pone música cuando entro. Lleva una pegatina de mac detras (como buen maquero hortera), aunque también lleva un imán de un pingüino pegado detrás (como buen supporter de Linux).

A pesar de tener sólo 85 ponys de potencia, me ha demostrado que si se lo pido por favor corre lo que quieras. Cuando nos vamos de paseo por Alemania, cuando no hay límite de velocidad es casi una obligación moral el correr. Nadie habría dicho que se pueden coger 210 km/h con 85 caballos (eso sí, cuesta abajo y con el viento en popa).

Es azul, excepto cuando nieva, que se pone blanco. Y cuando pasa mucho tiempo sin lavarse, que se pone marrón. Le querré siempre, porque ha sido mi primer coche, mi primer pinchazo, mi primer faro fundido, mi primer cambio de aceite…

FIN

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: