Archivos para mayo 2009

North

mayo 27, 2009

Desde el norte (Cantabria) os escribo, desde la casita de mi hermana, sita en un pueblucho minúsculo, y en la que ahora mismo convivo, aparte de con mi hermana, con dos gatos.

Hacía año y medio que no venía por la tierruca en la que solía pasar todos los veranos, navidades y semanas santas. He de reconocer que se me había olvidado lo bonito que es esto. Es verde como Luxemburgo, pero las casonas de piedra y el terreno más escarpado lo hacen bastante más bonito. Me he dado un buen paseo con mi perro por los alrededores, y la verdad es que es un ambiente que me encanta, supongo que los buenos recuerdos hacen mucho. Así que voy a aprovechar mis tres días al año en el norte y disfrutar del paisaje, pararme a oler las flores, y a comer un cocido lebaniego.

Es curioso como estos días, sin comerlo ni beberlo, este blog parece un diario. Que bien hice al escoger el tagline, dios mio.

Mi señora, ahora anunciada en TV!

mayo 25, 2009

Uno de los compañeros de cánticos de mi suegra resulta que le da mucho a lo de la música para publicidad, incluso doblaje y voces habladas. El otro dia, comimos con él (en el Tony Romas, y como dioses, por cierto), y me enteré que es él el que dice lo de “Discover Opel”, y otro montón de cosas más. Bueno, que me despisto, el caso es que, gracias a este señor, el otro dia grabó mi señora, con mi querida suegra, los coros para un anuncio de la tele, que ya sale en la tele. Aquí os lo dejo, para que cada vez que lo veais os acordeis de mi señora. En el buen sentido.

Espectáculo

mayo 24, 2009

Os voy a contar un espectáculo que presencié el viernes por la tarde. Fui al Teatro Monumental, porque cantaban, como suelen hacer, la gente del coro de la tele, unos cuantos de los cuales son coleguillas, y me tenían guardadas dos entradas para mi señora y para mi. El concierto era uno de estos conciertos de greatest hits de ópera, un poco de todo. Entretenido, en realidad a lo que íbamos era a las cervezas de después. Y presencié un espectáculo, aparte del concierto en si mismo.

Resulta que la soprano se había puesto mala un par de horas antes del concierto y habían cancelado todas las piezas en las que participaba, que eran alrededor de un tercio. Una putadilla, pero bueno, cosas peores han pasado. Cuando lo anunciaron, el público bufó un poco y ahí quedó la cosa. El problema fue que al principio de la segunda parte salió uno de los organizadores a pedir disculpas por este tema, y como el público ya estaba calentito, pues la liaron. Una parte de la gente se lió a gritar que vaya panda de sinvergüenzas y que nos devolvieran el dinero. Y otra parte de la gente se dedicó a gritar a los que gritaban, diciendo que que poca educación y que se callaran. El caso es que en un minuto estaba todo teatro gritando a grito pelao.

Un espectáculo de la celtiberia hispánica, que yo vi cual Félix Rodriguez de la Fuente observando al lobo ibérico. Estas cosas no pasan en Luxemburgo…

Mi compañero de viaje

mayo 22, 2009

Ya estoy en los Madriles. He tenido como compañero de viaje, a un niño de 4 años con un oso de peluche. Un niño español que vive en Luxemburgo, como yo, así que ya teníamos cosas en común. Pequeño como un pitufo, pero con una dicción que ya quisieran muchos presentadores.

He de confesar mi más sincera admiración por ese niño, que ha sido capaz de hilar preguntas para su madre, una tras otra, cada una con cierta relación a la anterior, de los temas más diversos. En cinco minutos y unas cincuenta preguntas ha sido capaz de llegar desde la pregunta “Viajamos con Luxair?” hasta “Hay IKEA en Eslovaquia?”.

Yo no sería capaz de hacerlo.

Maleta

mayo 21, 2009

Estoy haciendo la maleta, porque mañana per la mattina me voy a Madrid, y vuelvo el dia 3 de Junio. Pensareis que vaya vacaciones que me pego cada dos por tres, y llevais razón. Pero pudiendo, sería tontería no hacerlo. El caso es que son 12 días que estaré en Madrid y en Cantabria, para ver en primer lugar a mi perro, y en segundo lugar a mi hermana.

Supongo que ya estareis pensando “No, por dios, que vamos a hacer sin posts de Aloisius tanto tiempo, que sufrimiento, esto es una hecatombe!”. No sufrais amigos, tengo intención de llevarme mi querido Eeepc con su Eeebuntu y escribir algún que otro post, no al ritmo usual, pero menos da una piedra.

Si alguno de mis lectores madrileños quiere verme, y quedar para tomar una caña, que me busque. Estaré por ahí. De hecho, mañana mismo, cuando vayais en el metro, yo podría ser ese tio desagradable que se ha sentado a vuestro lado. Saludadme. Incluso mejor, podeis decirme la siguiente contraseña: “Eres un hijodeputa malnacido, aparte de un cerdo”. Si soy yo, no sólo responderé amablemente, sino que os daré 200 euros por encontrarme y decir la contraseña secreta. Sopesad los pros y los contras.

No me hace gracia el acento andaluz

mayo 21, 2009

Creo que con el título del post ya está todo dicho, pero me explicaré un poco más.

Existe un formato de cómico, que basa el 90% de su “gracia” en que tiene acento andaluz. “Pero que zi, quillo, que yo zoi mu grasioso! Que eh que a tor mundo se lo tengo que desí!”. Ni puta gracia. Sí, tienes acento andaluz. Y la gracia la tienes en el culo, por otra parte.

Pero lo que es peor, que por abundancia de esta especie, el cómico andaluz con gracia pierde una buena parte de ella, porque parece que se está haciendo el gracioso con el acento. Cae rápidamente en el saco de graciosillo andaluz sin gracia. Igual que el típico comentarista “ke eskribe asi porke mola mas”, que igual resulta que dice algo interesante, pero a la segunda “k”, está en el saco del comentarista de las “k”, un colectivo al que tiendo a ignorar, tras haber leido demasiados “komentarios” estúpidos.

Lo siento, cómicos andaluces, habeis perdido gracia a fuerza de demasiados cómicos malos sobreexplotando el acento andaluz. Una pena.

Beam me up, Scotty

mayo 21, 2009

Hoy celebramos el dia de la Ascensión, dia en el cual nuestro señor Jesucristo subió a los cielos. Podía haber hecho historia diciendo “Beam me up, Scotty” al subir, pero está claro que era un rajao sin sentido del humor. Yo lo habría dicho. Ergo, I’m bigger than Jesus.

Revival

mayo 20, 2009

Anoche tuve un rato de revival con mi señora, en el que por algún misterio misterioso, esta canción se le apareció, como una epifanía. La de años que hacía que no la escuchaba, y lo buena que es. Para los que les pilló muy jóvenes, escuchad y alucinad con lo que nos tragabamos en el 94.

Perdón por este momento nostálgico, pero es que esta canción estaba tan al fondo de mi cerebro que sacarla fue como ver nacer un niño, y lo quería compartir.

Aria vs. Trio

mayo 19, 2009

En la ópera, cuando un cantante canta solito con la orquesta, luciendose, lo que canta es un aria. Es un show de una persona, un gran intérprete que trabaja mucho en su casita para entregar al publico el aria perfecta. Las arias son muy bonitas. Pero a mi me parece que cantar uno solo es muy triste, y que se canta mejor en compañía. Y las óperas están plagadas de duetos, trios, cuartetos, etc, de enorme belleza. Pero claro, no hay grupitos de cantantes que preparen duos o trios como parte de su repertorio. El cantante es un animal solitario. Si tiene que cantar en un grupito, pues cada uno se prepara lo suyo, y lo que salga salió.

Y yo quería hoy, aquí, desde mi pequeño púlpito de internet, reivindicar los duos, los trios y los cuartetos. Y para ello he seleccionado uno de cada, para que veais que la voz humana suena más bonita acompañada por otras voces humanas.

El duo es de La Flauta Mágica, esa ópera de Mozart que trata sobre la aceptación de la mujer en las logias masónicas (algún dia os hablaré de eso). El dueto es relativamente conocido, sonó en algún anuncio en la tele hace unos cuantos años. Es Papageno, el cazador de pájaros, encontrandose con su alma gemela, Papagena, y contando lo felices que seran y los hijos que tendrán:

El trio, o terceto, para malpensados, es de Cosi fan tutte, una ópera de lios de faldas de lo más divertida. El trio es “Soave sia il vento”, en el que las dos mujeres (y un amigo) les desean a sus novios que todo les vaya bien en su viaje a la guerra (aunque en realidad no se van a la guerra, es todo parte de una gran tomadura de pelo). En una versión de cantantes poco conocidos pero que es estupendísima (y que por cierto le regalé a mi señora en DVD por navidad):

Y como cuarteto, me voy a salir de la ópera e irme al lied. Que también suele ser para una voz sola, pero aquí viene Schubert con un cuarteto bonito hasta decir basta. “Des Tages Weihe”, o Schicksalslenker, de temas religiosos, en una interpretación de cinco grandes del lied, incluyendo al pianista (Gerald Moore).

Vagos

mayo 19, 2009

A lo largo de la vida, uno se cruza con muchos vagos. Pero hay varias especies.

Primero estamos los vagos como yo. Vagos de que me trago Cine de Barrio por no estirarme hasta el mando a distancia, que cojo el coche para ir a por una pizza por no cocinar, o que hago posts sin imágenes porque es más rápido. Pero si alguien me pide que haga algo, el nivel de vaguería se reduce a un mínimo, y lo hago hasta con una sonrisa. Vago privado, vago sin joder a nadie. Esta es la especie de vagos “buena”. Vago “light”.

Luego están los vagos intermedios. Los vagos que en el trabajo tratan de pasar desapercibidos, no vaya a ser que alguien les encasquete un marrón. Que siempre tratan de aparentar que están ocupadísimos, para evitar hacer algo de trabajo extra. Aparte de ser vagos privados, añaden al cocktail el tratar de mantenerse en la vagancia pública también. Eso sí, cuando no queda otra, y les piden hacer algo directamente, reaccionan haciendolo, aunque con cierta reticencia. Vagos “de alta inercia”.

Y el nivel 3 de vaguería es la vaguería ad libitum. Vagos a placer, vagos el 100% del tiempo. Que ni siquiera tratan de aparentar estar ocupados, simplemente se tocan las pelotas. Si no está el jefe, igual ni vienen a trabajar. Y si les pides hacer algo, algo que es su trabajo, por lo que les pagan, te mirarán con odio, y te dirán “dejamelo ahí, que ya te lo haré”. Son gente que si son así en el trabajo, no me los quiero imaginar en casa. Deben ser del grado de mearse encima por no ir hasta el cuarto de baño, o de cenar espaguetis crudos por no poner el agua a hervir. Vagus maximus.

Hoy me he cruzado con una vaga de nivel 3. Y la cabrona de ella ha logrado hasta hacerme sentir mal por pedirle algo. Una cosa espectacular.

A todos los vagos: se puede ser vago hasta “vago intermedio”, pero pasar de ahí es joder a la gente. Por favor, mantened vuestro nivel de vaguería bajo control.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.